Entre Sandeces Anda el Juego

especuladorComo habrás podido comprobar desde que abrí este nuevo blog, me lo voy a tomar con tranquilidad, y habrá épocas en las que escriba poco. Esto es debido a que el anterior logró someterme a tal estrés gratuito que prefiero que la continuidad no sea su característica más destacada. Puede parecer vago, lo sé, no te quito la razón, pero también sé que los seguidores de este sitio son bastante sabidos en inversión tranquila e indexada, y para escribir cosas que ya saben, prefiero esperar a compartir algo nuevo.

También es por ello que abrí un foro con el blog, para que pudieras encontrar una respuesta rápida a tus dudas. Como dispones de la anterior bitácora (.es) para repasar todos los conceptos bogleheads, me limitaré en este blog, y una vez repasada la estrategia inicial durante las primeras semanas de publicación, a escribir cuando tenga algo realmente importante que contar, o cuando tenga un rato ocioso y me apetezca publicar algo que pueda interesarte o divertirte, como por ejemplo este correo que me envía @igor76:

Te voy a contar una anécdota que me pasó el otro día, pero que tiene su origen hace tres años. Por aquel entonces me llamó una persona al trabajo presentándose como asesor en inversiones. Me empezó a contar un rollo tremendo, diciéndome que eran expertos en bolsa americana, que si contrataba sus servicios podía obtener rentabilidades del 20% trimestral, que solía quedar con “Paco” García Paramés y Álvaro Guzmán para comer (sólo le faltó decir que les asesoraba a ellos también), etc, etc… El caso es que cometí el gran error de decirle que no me interesaba porque ya tenía mi propia cartera de inversión que gestionaba yo mismo y que estaba muy contento. A partir de ahí me estuvieron llamando más veces para intentar llevarme al lado oscuro, hasta que desistieron porque al final no les cogía el teléfono… hasta el otro día, que me pillaron con la guardia baja. La conversación (o más bien monólogo) fue algo parecido a esto:
 
– Ring, ring!
– Diga?
– Buenas tardes caballero. Soy el sr. XXXX, y hace un par de años estuvo hablando con mi compañero YYYY sobre inversiones en bolsa. ¿Ya sabe que la renta variable estadounidense lleva cinco años subiendo? ¿Ya sabe que si nos hubiera hecho caso, aunque sólo hubiera sido un poquito de caso habría podido ganar mucho dinero?
– Por supuesto que sé que la renta variable americana ha estado subiendo. Tengo una cartera de inversión con una parte importante de renta variable USA.
– ¿Sí? ¿Y quién le gestiona su cartera?
– Yo mismo.
– ¿Y en qué valores invierte?
– Replico índices con fondos y ETFs
– Bah! O sea, que como mucho habrá ganado un 40%. Si se hubiese dejado asesorar por nosotros habría podido escoger los mejores activos y habría obtenido una rentabilidad de más del 80% en este tiempo…
– Mire. No me interesan sus servicios. Además, estoy ahora trabajando y no puedo seguir atendiéndole.
– ¿Está en el trabajo? ¿Y qué ocurriría si de repente sucede cualquier evento que hace que la bolsa caiga? Usted no tendría capacidad de reacción!!! Con nosotros podría evitar ese problema.
– Si la bolsa cae un día no me importa. Invierto a largo plazo…
– Ja, ja! ¿Quiere que le diga algo? Una inversión a largo plazo es una inversión a corto mal hecha…
 
En ese momento le colgué sin despedirme, ya que no estaba dispuesto a escuchar más majaderías. Creo que en esta breve conversación se resume la filosofía que llevamos muchos de nosotros, frente a toda la industria que se mueve alrededor de este mundillo.
 
Un saludo

En una ocasión unos compañeros de trabajo recibieron la visita de un asesor de inversiones perteneciente a una aseguradora. En la entrevista personal para venderles su producto venía a contarles casi lo mismo, por lo que les dije que bajo mi punto de vista esta persona estaba vendiéndoles falsas esperanzas de rentabilidad. Normalmente estarás ante un vendemotos de las finanzas cuando oigas de su boca expresiones como:

– xx% trimestral…

– Si inviertes en índices como máximo ganarás…

– Una inversión a largo plazo es una a corto que ha salido mal… (ésta es una de mis favoritas)

– Usted no podrá gestionar su cartera cuando baje…

– Le tendré invertido en los mejores activos en cada momento…

Todas estas sandeces son fácilmente identificables. Nunca te dejes engañar por ellas. Suma cada mes a través del ahorro, invierte en una cartera indexada y con el riesgo óptimo para ti según tu edad y aversión a la volatilidad, sigue fuerte en el camino y…, disfruta de todo cuanto te gusta hacer.

Comments

  1. Perdigón dice:

    Es cierto, todos conocemos algunos de esos trileros, y al final te das cuenta de que son meramente comerciales con afán de listillos.

    Quizá lo que más fastidia es la prepotencia y soberbia de las que hacen gala, y su afán por intentar llevarte a la luz.

    Como recordaréis un capítulo interesante era el que se titulaba, más o menos: su corredor de bolsa no es su amigo.

    P.D. No dudes en compartir con nosotros alguna de las lecturas que te parezcan interesantes.

    Saludos.

  2. brunomalone dice:

    Esos son los profesionales, que desde luego tienen mucho peligro. Pero también están los amiguetes y familiares a los que, por la razón que sea, les ha ido bien un tiempo en bolsa y se sienten en la “obligación” de asesorarte. Estos lo hacen de buena fe, pero también tienen su peligro. Sobre todo cuando a sus ganas de asesorar se unen nuestras ganas de ganar de dinero fácil y rápidamente. Yo reconozco que de joven caí en una de esas y perdí un montón de ahorros con “chicharros” varios durante el pinchazo de las .com ( y mi amigo también). Ahí fue cuando me aparté de la bolsa… Espero que en este mi nuevo acercamiento, gracias entre otros a esta web, me vaya mejor.

    • Antonio R. Rico dice:

      Tienes mucha razón. los consejitos desinteresados a los amiguetes pueden hacerles mucho daño, incluso con estrategias más tranquilas. Tener muy claro lo que se hace es primordial, y dar consejos a alguien que no va a saber lo que se hace es un riesgo para ti y para él.

  3. josé dice:

    hola- podriá por favor decirme una cartera para una persona de 30 años. gracias y saludos

    • Antonio R. Rico dice:

      Hola José, muchas gracias por tu visita y comentario. Imposible ofrecerte un acercamiento sin conocerte y con tan pocos datos, pero resultaría algo parecido a la cartera ejemplo del blog. Un saludo.

  4. tecnocabo dice:

    Nada más y nada menos que el 20% trimestral. Este tío debe ser millonario, si invierte con su estrategia no se porque pierde el tiempo llamando a otros, debe ser para ayudar, jeje.

    Yo cada vez estoy más seguro de nuestra forma de invertir. Espero seguir firme en el camino cuando vengan los malos tiempos.

    Saludos

    • Antonio R. Rico dice:

      Sí, el interés compuesto que le otorga su divina sabiduría es como para no estar persiguiendo a la gente. Sólo con ese detalle pierde toda la credibilidad.

  5. Pistachu dice:

    Todos están ahí para intentar ganarse el pan vendiendo productos a comisión, cursos, libros o atrayendo gente a sus webs, medios de comunicación, etc. para rellenar contenidos y obtener unos euros en publicidad.

    Al final realmente no están ni convencidos del corto plazo ni de nada ya que no pueden vivir de ello e intentan vivir del dinero de los demás, de vender lo que esté de moda o en lo que la gente pique.

    Por eso te puedes encontrar vendeburras que hace 3 años iban de megaespeculadores del microplazo con derivados, opciones, futuros… diciendo que el largo plazo era una pérdida de tiempo y “para los que no sabían” y ahora se dedican a alabar las bondades del mercado, el largo plazo, la reinversión de dividendos… JA.

  6. Antonio R. Rico dice:

    Una cosa sospecho desde hace mucho tiempo, y es que si alguien consigue diseñar un método para conseguir altas rentabilidades en el mercado, no lo compartirá hasta que esa estrategia le haga rico, o al menos yo le recomendaría que no la compartiera, porque acto seguido dejaría de funcionar, a él y a los que le siguieran. Si yo la descubriera, no os la contaría hasta que no necesitara ganar más… 🙂

  7. Edgar Evangelista dice:

    Antonio, he devorado todo lo que has publicado en este blog y el anterior. Felicito tu nueva etapa y estaremos atentos a tus publicaciones ahora más selectivas pero igual de valiosas. El tema que tocas hoy es importante ya que como lo mencionan los compañeros en los comentarios hay que estar alerta de estos mercaderes así como ser prudentes en dar recomendaciones a conocidos o familiares. A mí parecer, el camino a unas sanas finanzas personales es una responsabilidad individual en el cual no estamos solos y sitios como este son excelentes guías. Finalmente, espero poder aportar en adelante algunas experiencias.
    Saludos desde México.

  8. igormartin dice:

    Hola a todos. Lo que habéis leído es 100% cierto. En anteriores llamadas, hace ya tiempo, me querían recomendar que invirtiese en petroleo porque los iranís eran muy malos e iba a subir el precio del pretoleo como la espuma… al mes siguiente comenzó a desplomarse.

Deja un comentario