Bonos Gubernamentales de la Máxima Calidad Crediticia: el activo más infravalorado del mundo

Como pasa con cualquier otro activo elegible para una cartera de inversión, los bonos gubernamentales de la máxima calidad crediticia no se escapan a la crítica individualizada sobre su conveniencia como activo de inversión y también, por supuesto, sobre si el momento actual es el idóneo para tenerlos en cartera.

Durante los periodos de prosperidad económica, los bonos ofrecen un ingreso tranquilo y estable mientras que se mantienen al margen de la volatilidad del resto de mercados. Pero su verdadero potencial aparece cuando la economía sufre ciclos de deflación o eventos puntuales que desestabilizan el mercado. En esos momentos casi ningún otro activo emerge con tanta fuerza.

Un bono no es más que un préstamo que realiza el inversor a una sociedad pública o privada, a cambio de un interés o renta, cuya cantidad a percibir está relacionada con el riesgo de impago y con el nivel de inflación de la zona económica del emisor. Pero pese a la sencillez del producto, la especulación actual hace que se haya pervertido su utilidad, haciendo que aquellos que desean una ganancia extra vayan a buscar un mayor riesgo crediticio, haciendo que el bono comprado no funcione como se necesita en una cartera bien diversificada y descorrelacionada en clases de activos.

ASPECTOS POSITIVOS DE LOS BONOS

  1. Protección ante fuertes caídas bursátiles. En la crisis de 2008, mientras que el mercado de acciones cayó casi un 40%, los bonos gubernamentales de largo plazo llegaron a subir hasta un 30%, haciendo que la caída del valor de una cartera diversificada se redujera a unos puntos porcentuales. En la crisis de la Eurozona de 2011, los bonos alemanes de largo plazo llegaron a subir un 33%, después de que el consenso creyera desde hacía años que se encontraban en una clara burbuja.
  2. Existen ciclos largos favorables a los bonos. La bolsa tiene mayor rentabilidad esperada a largo plazo que los bonos, pero no siempre se cumplirá. Sin ir más lejos, en la primera década de este milenio los bonos obtuvieron una rentabilidad superior a las acciones, eso sí, sólo en el hipotético e irreal caso de que invirtieras todo tu capital en enero de 2000 y esperaras. Jeremy Siegel, autor de Stocks for the long run, reconoció en una entrevista para Bloomberg en octubre de 2011 que el periodo de treinta años concluido el 30 de septiembre de ese mismo año fue el primero en un siglo en el que los bonos superaron a las acciones.
  3. Rentabilidad estable de largo plazo por encima de la inflación. Hay ciclos en los que la renta del bono es menor y otros en los que es mayor, pero la rentabilidad histórica media del bono de medio plazo es superior al 5%, mientras que la inflación media ha sido del 3%.
  4. Gran comportamiento en periodos de deflación. Si hay un periodo favorable para la subida del precio de los bonos es la deflación. Cuando los tipos de interés caen, el precio de los bonos sube. Es lógico, con la deflación el dinero pasa a valer más, y la cantidad nominal que te deben aumenta de valor. Por contra, los cupones de los nuevos bonos que vayas añadiendo a la cartera serán menores, pero dentro de una estrategia pasiva, diversificada y sistemática de inversión tienes poco que perder y mucho que ganar.

RIESGOS DE LOS BONOS

  1. Riesgo de impago. Cuanto más segura la entidad a la que prestemos nuestro dinero, más posibilidades de recibir nuestras rentas y el nominal invertido a término. Países con dudosa calidad crediticia o bonos corporativos de empresas poco potentes pueden emitir bonos que hagan soportar al inversor a una desagradable volatilidad o incluso miedo de impago.
  2. Inflación. Es el enemigo público número uno del bono. Este riego consiste en que cuando los tipos de interés suben, el precio del bono baja, ya que el dinero prestado vale cada vez menos. Además, no sólo baja el precio de los bonos en cartera, sino que la renta que pagan puede comprar cada vez menos cosas. Por suerte, en una cartera bien diversificada tendremos otros activos que explosionaran al alza en periodos de alta inflación.
  3. Coste de oportunidad (histórico). Para alguien que quiera sacar el máximo partido a sus ahorros, ver como la bolsa sube como un cohete puede mermar la idea inicialmente positiva de tener bonos en cartera, y pensar que para qué demonios tener un activo que sube menos a largo plazo.

La clave aquí es eliminar estos riesgos eligiendo los bonos que mejor diversificarán nuestra cartera, sabiendo de antemano que el futuro es impredecible y que es sano estar preparado para cualquier ciclo económico que podamos vivir en los próximos años o décadas.

ELECCIÓN DE LOS BONOS

Para que los bonos cumplan con su papel en una cartera diversificada, descorrelacionada y protegida ante cualquier ciclo económico, deben tener la suficiente calidad crediticia como para que se muevan de forma “académica”. Si usamos bonos arriesgados, en tiempos de volatilidad de mercado se podrían subir a la chepa de las acciones y tomar su mismo camino, y para comprar más activos volátiles, para eso compro más acciones que tienen mayor rentabilidad esperada.

Los bonos apropiados para mi estilo inversor, y que son los que he elegido para Baelo, cumplen los siguientes requisitos:

  • Tienen riesgo mínimo de impago.
  • Son los de mayor calidad crediticia posible en moneda euro. En este caso, el Bund alemán.
  • Tienen una maduración de medio plazo, que implica un buen movimiento a la contra del resto de activos de la cartera, pero sin la alta volatilidad de los bonos de largo plazo.
  • En su mayor parte son nominales para que protejan contra una hipotética deflación. Un pequeño porcentaje de TIPs se une al grupo de activos que reaccionarán favorablemente ante la inflación.
  • Por lo tanto se evitan bonos corporativos, bonos basura, high yield, bonos internacionales con riesgo divisa o bonos de países con calidad creditica media o baja.

RESUMIENDO

Los bonos son activos adecuados para proteger la cartera de inversión ante un periodo de deflación y proporcionan una renta estable en periodos de prosperidad económica.

La inflación es su peor enemigo y la subida media del precio de la vida del 3% es su principal lastre histórico frente a las acciones.

Riesgos de crédito, impago, moneda, político o de gestión corporativa deben ser evitados si quieres que cumplan con la función diversificadora que se les pide.

También cumplen una función de seguridad y bajada de la volatilidad total de la cartera, alejándose de cualquier misión especulativa que puedan cumplir otros bonos más arriesgados.

Recuerda que todo esto no es la verdad, sino mis pensamientos e ideas. Es tu responsabilidad interiorizar los conceptos que te llegan y mediante la experiencia comprobar si son para ti o no, que viene a ser el verdadero aprendizaje.

Espero que te haya resultado interesante. Como siempre, un abrazo grande.

Comments

  1. Roberto dice:

    Hola Antonio,

    excelente artículo como siempre para hacernos un poco más accesible este mundo a los que estamos aprendiendo.

    Con esto de los bonos siempre me he hecho un poco de lío, a ver si me puedes ayudar a aclarar conceptos.

    Ahora mismo la situación de los bonos alemanes es rara, ya que tenemos tipos negativos. Es decir, ahora mismo prestas un dinero y al cabo de 5 años te devuelven un poco menos de lo que les has prestado.

    Esto para mi es completamente absurdo, pero asumo que se ha dado por las circunstancias vividas desde la última crisis.

    En cualquier caso, veo difícil que los tipos bajen mucho más de lo que están ahora. Es decir, o se mantienen o acabarán subiendo los tipos de interés.

    Pero también por ese motivo, si los tipos de interés suben, los bonos que compres ahora, en el futuro valdrán menos dinero, con lo que no van a ser un seguro, sino que realmente pueden perder bastante de su valor.

    Imagina por ejemplo que ahora compras 1 bono a 5 años por el que te dan el -0,26% (pierdes dinero)
    Pero dentro de 1 año, suben los tipos y el bono a 5 años da un 1%, o incluso existe un bono a 3 años que da el 0,5%.
    Existiendo esas nuevas ofertas de bonos, nadie va a querer comprarte el bono que tu adquiriste y que daba intereses negativos. Es decir, el bono que tienes en tu cartera va a bajar su valor.

    El caso es que estaríamos en un momento muy complicado/chungo para los bonos, ¿no?

    Bueno, si te apetece, me corriges y/o me intentas explicar bien el tema.

    —-

    Cambiando de tema, una cuestión relacionada con Baelo.

    Comentabas hace unos cuantos posts que ESFERA CAPITAL, AGENCIA DE VALORES, S.A. estaba cubierta por el FOGAIN, pero en la web de Esfera, veo que Baelo cuelga de una sociedad diferente: ESFERA CAPITAL GESTIÓN SGIIC, S.A.

    Esta última no aparece dentro de las entidades cubiertas por el FOGAIN.

    ¿Que diferencias hay? ¿Puedes confirmarnos si Baelo está cubierto por el FOGAIN?

    La depositaria SANTANDER SECURITIES SERVICES, S.A. tampoco la veo en la lista del FOGAIN, pero si está en el FGD.

    Si puedes aclarar esto yo lo agradecería, es lo último que me falta para decidirme a entrar en Baelo.

    —-

    Por último, si puedes añadirme a la lista de correo para recibir información relevante de Baelo, te lo agradezco.

    • Antonio R. Rico dice:

      Hola Roberto.

      Vamos a ver si puedo atender a todas las consultas sin dejarme nada.

      Con respecto a los bonos alemanes, lo primero que te diré es que pueden dar la rentabilidad negativa que el mercado estime y durante el tiempo que el mercado determine. Creer que el interés no puede bajar más es una opción, pero el futuro es impredecible. El mercado de bonos gubernamentales japoneses ha estado tres décadas con tipos negativos y cercanos a cero en la deuda de corto y medio plazo, pero nadie lo toma de ejemplo para ver que sí es posible. Eso sí, para criticar el buy & hold de las acciones sí que el país nipón es un ejemplo recurrente…

      Por otro lado, las carteras hay que tomarlas y valorarlas como un paquete completo, con el funcionamiento descorrelacionado de sus activos, y no como una simple suma de activos. El Bund tiene su papel en ciertas carteras, y no me parece que la situación del mercado tenga que ser lo que determine que cambie el asset allocation de un inversor, sobre todo si su gestión es muy pasiva.

      En tercer lugar, nos quejamos que dan poco cupón, pero si el precio del bono baja, el cupón subirá y la rentabilidad que nos den los bonos nuevos que compremos subirá. Queremos tenerlo todo, cupones altos y ganancias de capital altas para los bonos. Debes entender que es complicado. No se puede tener todo, ni en la vida ni en la inversión. Si se compran de forma recurrente como hacemos en Baelo, al final tendremos precios medios y cupones medios. ¿Qué más da lo que haga hoy el mercado? Es nuestra filosofía.

      En cuanto al tema burocrático de Baelo, te remito al contacto de Esfera para el fondo, que te sabrá explicar mejor. No te quepa duda que sí están cubiertos tanto gestora como depositario, pero prefiero que te den la mejor info. Si no estás en la lista de correo de novedades de partícipes e interesados en Baelo, házmelo saber y te incluyo, además de reenviarte el último de ellos.

      Mil gracias!

  2. javiconka dice:

    Gracias por la entrada, hacía falta.

  3. Carlos L. dice:

    Gracias por el post, más claro agua 🙂
    Qué bonos tenenos en Baelo? Tenemos solo de Alemania?

    Las acciones que tenemos en el fondo las tengo claras (ayuda mucho a verlas todas de un vistazo con el dibujo que mandastes) pero no así los productos de renta fija que tenemos.

    Saludos y gracias
    Carlos L.

    • Antonio R. Rico dice:

      Hola Carlos.

      Tenemos sólo Alemania:

      Bund alemán con vencimientos entre 5 y 10 años. (20%-25% aprox)
      Bund alemán ligado a la inflación de la zona euro. (5%-10% aprox)
      Efectivo. (5%-15% aprox)

      Gracias a ti.

      • Salva dice:

        Hola Antonio:

        Excelente post, de lo mejor que he leído en RF en tiempo. Gracias.

        Me quedan 2 dudas:

        -A la hora de entender mi asset allocation, ¿asumo entonces por lo que dices que el % de bonos/RF de Baelo irá oscilando entre 30-40% (vs 70-60% RV/REITs/Gold)?

        -A pesar de que comparto prácticamente todo lo que dices, aún me interesaría disponer de una cierta cantidad de bonos gubernamentales euro de calidad de vencimiento a largo plazo. Estoy viendo que la compra directa es un dolor de cabeza, así que me decantaría por algún ETF. ¿IEGL, DBXG? ¿Qué os parecen (calidad, costes de distribución)? ¿Alguna otra recomendación?

        Mil gracias,

        Salva

        • Antonio R. Rico dice:

          Hola Salva, muchas gracias. Te contesto por partes:

          – El porcentaje de bonos+cash será siempre de 40% punto básico arriba punto básico abajo.

          – Cualquiera de los que oferta Ishares es un buen ETF de bonos euro de largo plazo.

          Mil gracias a ti!

  4. Gabri dice:

    Hola Antonio,
    qué fondo indexado y diversificado recomendarías para invertir en bonos gubernamentales de alta calidad crediticia?
    Gracias!

    • Antonio R. Rico dice:

      Hola Gabri.

      En BNP tienes uno de Vanguard y otro de Amundi. En otros comercializadores sueles encontrar también el de Amundi. No son exclusivamente de bonos alemanes, sino de toda la eurozona, pero la calidad media resultante es más que aceptable y sirve igualmente.

      Gracias a ti!

  5. Mrs. Lyn dice:

    Hola Antonio!

    Tenía pendiente investigar el tema de los bonos así que me encantó leer tu post. Empecé mi aventura inversora hace poco y tengo el 100% de la cartera en bolsa (fondos valor y fondos índice) pero mi idea es añadir bonos poco a poco.

    Echaré un ojo en SelfBank que es donde tengo mis fondos a ver que ofrecen para bonos. Un fondo indexado para bonos funciona igual que uno que sigue a un indice como el S&P 500?

    El mundo de la inversión es un pozo sin fondo, no hay día que no aprenda cosas nuevas 🙂

    Un abrazo!

    • Antonio R. Rico dice:

      Hola.

      El fondo indexado de Renta Fija funciona igual que cualquier otro fondo, pero con un comportamiento distinto. Ojo con añadir fondos por añadir. Créate tu propio perfil como inversor, planifica los porcentajes de tu cartera, y sólo entonces estarás preparado para añadir más fondos.

      Un abrazo!

  6. María dice:

    Muy interesante el artículo.
    Quería saber tu opinión sobre una duda que me ha surgido a raíz de leer un libro de Daniel Lacalle, donde recomienda tener bonos diversificados y no solo de la zona euro:
    Qué te parecería destinar un 10% de la cartera a un monetario en dólares? Teniendo en cuenta la correlación del dólar con la cotización del oro, podría utilizarse con la misma función que tiene el oro en la cartera permanente?

    • Antonio R. Rico dice:

      Hola María.

      No me parece mal tener un 10% de la cartera en bonos USA, aunque más que un monetario me decantaría por un indexado a un índice del mercado total o mínimo a bonos de corto plazo para buscar un poco de “chicha”. Tener cash en moneda extranjera no lo encuentro interesante, pero seguro que habrá estrategias de otros inversores que sí lo vean con buenos ojos.

      En cuanto a que el dólar funcione como el oro, nada más allá de la realidad, independientemente que a veces puedan ir de la mano con respecto al euro. La función del oro en una cartera es en mi opinión muy difícil de sustituir, independientemente de que cada uno lo vea como una opción válida o no.

      Un saludo María.

  7. Dario dice:

    Hola Antonio,

    Muy interesante la entrada y muy bien explicada. Me surge una pregunta en cuanto a la diversificación en bonos. Dado que en Baelo tenemos bonos alemanes entiendo que con ellos consideras que son suficientemente seguros, pero, ¿podria ser interesante contar con bonos de otro u otros paises? ¿Que ventajas o inconvenientes ves en ello?

    Muchas gracias

    Pd: esta semana me he convertido en participe de la granja y he visto que en los comentarios la gente pide ser incluida en la lista de correos de novedades del fondo. Yo me suscribí en un enlace que dejaste en otra entrada sobre novedades del fondo, pero no de si existe otra lista.

    • Antonio R. Rico dice:

      Hola Dario.

      Estás en la lista de correo desde el 17 de mayo. Lo que me extraña es que no te lleguen los correos, puesto que envío uno cada dos sábados. Mírate en la carpeta de Gmail de notificaciones, o de promociones, o incluso de spam (esto suele ser más raro) porque los tendrás por ahí.

      En cuanto a los bonos, para que cumplan la función que buscamos dentro del fondo, deben ser los más seguros en moneda euro. Si tuvieran más riesgo, no se moverían en las direcciones que queremos en momentos determinados. Cuando bajen de precio, no importa, iremos comprando más con las nuevas suscripciones y bajaremos el precio medio en cartera, y la rentabilidad a largo plazo subirá. Gestión pasiva y estrategia de cartera, y no de activos individuales.

      Muchas gracias Dario por tu mensaje y por tu confianza.

  8. Dario dice:

    Hola Antonio,

    Gracias por la aclaracion sobre los bonos. Por otra parte, efectivamente estaban los correos por otra carpeta perdidos, ahora ya estoy al dia de las novedades.

    Ah y gracias a ti por el trabajo que haces con el blog, al igual que muchos yo comencé hace poco en el mundo de la inversion por el.

    Un saludo

  9. JOSE dice:

    Hola estimado Antonio
    que bonos gubernamentales a corto plazo me recomienda de Vanguard o Amundi?quiero construir una cartera aprox 75% bonos y un 25% fondo indexado de vanguard al sp
    saludos y gracias

  10. JOSE dice:

    hola

    Creo q no llegan los mensajes

Deja un comentario