Cómo luchar contra la adicción a la dopamina (1)

dopamina tradingLa dopamina es un neurotransmisor producido por una gran parte del reino animal, incluido el Ser Humano. Produce, entre otras cosas, excitación y aumento de las pulsaciones del corazón, sobretodo en situaciones de asociación estímulo-recompensa.

La relación de esta sustancia con las apuestas e inversiones financieras han sido estudiadas para observar y explicar el comportamiento irracional de los participantes del mercado, visitadores de casinos y adictos a los billetes de lotería. Una de las conclusiones más curiosas, sorprendentes pero inmensamente útiles fueron los descubrimientos sobre el momento en el que el apostador o especulador segregaba mayor cantidad de dopamina. Al contrario de lo que se pueda pensar, no era en el momento de una buena ganancia cuando el nivel de excitación química alcanzaba sus mayores cumbres, sino que era en el instante en el que parecían descubrir una pauta que implicaba pensar que se podría abrir una operación ganadora. Es decir, especuladores, apostadores y jugadores entran en sus círculos viciosos no por el placer de ganar, sino por el de jugar. Según estos estudios, los analistas técnicos son auténticos adictos al efecto de la dopamina.

El neurólogo Emrah Düzel realizó también un estudio con un grupo de operadores y observó que la anticipación del beneficio era, posteriormente, mucho mejor recordado por los participantes que el beneficio en sí. Eran más capaces de recordar pautas que habían sido ganadoras en sus operaciones que las propias operaciones de venta que generaban las ganancias. Incluso en las operaciones más aleatorias, siempre había una pauta que recordar, y que les hacía salivar como perros cuando se encontraban de nuevo, de forma casual, con la misma sucesión anteriormente ganadora.

Este juego de las expectativas no solo afecta a pequeños especuladores sedientos de emociones en sus aburridas vidas, sino también a profesionales del sector, que cobran a muchos de los primeros un 2% de su dinero mal invertido, más el 20% de las “inteligentes, intelectuales y brillantes” ganancias generadas por sus aleatorios chutes de dopamina.

Otro neuroeconomista, Scott Huettel, de la Universidad de Duke, realizó un estudio haciendo que sus colegas trataran de adivinar y anticipar repeticiones. Les mostraba sucesiones aleatorias de 10 círculos y cruces tales como OXOXOOOXXO (ejemplo). La posibilidad de de apareciera en cada momento un círculo o una cruz era del 50%. Pero el caso es que los participantes se mostraban capaces de anticipar un círculo cuando previamente habían salido dos de ellos consecutivos, y de igual manera con las cruces. Un claro ejemplo de operar la tendencia

Las predicciones son el enemigo del inversor pasivo de largo plazo, convirtiendo el mercado en un juego tonto y sin sentido que hace perder mucho dinero a mucha gente, destruyendo sus riquezas a base de decisiones estúpidas, una detrás de otra. En la siguiente entrada veremos qué podemos hacer para que nuestro cerebro trabaje para nosotros en vez de contra nosotros, y buena parte de nuestro papel consistirá en alejarnos de predicciones, pautas y pronósticos.

Comments

  1. ramon rapaz dice:

    Hombre, Antonio, por más inversor pasivo que seas, tienes, o deberías tener, algún criterio a la hora de invertir, es decir, si no crees que tienes una fórmula ganadora, al menos tienes una que, a la larga es probable que te de beneficios.

    • Antonio R. Rico dice:

      Ramón, entiendo lo que comentas, pero el inversor pasivo no compra llevado por una predicción que venga de un estímulo. Por otro lado, un operador siempre tiene un motivo para explicar tanto el comportamiento pasado, como el presente y, por supuesto, el futuro. Sin embargo, la respuesta de un inversor pasivo a preguntas como “¿qué puede hacer el mercado?”, debe ser “ni lo sé, ni me importa”.

  2. cercediglio dice:

    Buenas Antonio. Se te echa de menos, así que agradecer los ratos que sacas para compartir entradas con nosotros. Espero que las cosas vayan bien.
    El miedo, si de verdad vas a largo plazo la verdad que no debería existir. Yo de lo único que no tengo certeza es de mi exposición, que en vez de ser paulatina fue muy brusca y es en ese caso en el que creo que quedas muy expuesto al momento concreto en el que inviertes. Tanto es así, que a diario estoy tentado de traspasar el 50% de mi cartera a un monetario y planificar una reinversión en 2-3 años. Lo complicado de la decisión es que nunca sabre que es lo menos malo.

    Un saludo,

    • Antonio R. Rico dice:

      Hola, muchas gracias.

      Lo que parece de tu comentario, aunque es solo un pálpito, es que igual no es tan mala idea lo que comentas de pasar la mitad a un monetario e ir invirtiéndolo mes a mes. Te digo esto porque pareces temeroso, y eso podría querer decir también que igual tu exposición a renta variable es un poco alta para tu nivel de aversión a la volatilidad.

      Debes pensarlo con tranquilidad y siempre con el mercado cerrado.

      • cercediglio dice:

        Llevo dándole vueltas y la base de mi preocupación es la poca capacidad de aportar a mi “cartera de soltero”. Casi todo lo que ahorro lo llevo a la cartera común con mi mujer. Ésta segunda cartera en volumen es muy inferior a la primera, por lo que la volatilidad no me da mucho miedo. El posicionamiento inicial o la posible bajada de RF y RV quedará rápidamente promediado por las aportaciones periódicas mensuales.

        La situación de la primera cartera es diferente, ya que únicamente va a vivir del rebalanceo anual y pequeñas aportaciones con una capacidad muy limitada de promediar a la baja. En este caso el posicionamiento inicial si creo que es muy importante y de ahí mis temores con una posible subida de los tipos.

        Sigo pensándolo y agradezco aportaciones.

        Un saludo,

    • FJG dice:

      Bueno, a mí me ocurrió lo mismo.

      Tanto es así que lo hice todo en Marzo y todo lo que tengo son pérdidas de un 8% más o menos.

      Pero claro, son 9 meses y no parece tiempo para sacar conclusiones.

      Claro que si lo hubiera hecho promediando, estaría mejor…o no….o yo qué sé 🙂 . Terminamos siempre haciendo juicios de valor a toro pasado…

      Creo que la clave está en verlo cómo cuando inviertes en un negocio, que lo normal es que no recuperes el capital al menos hasta el tercer año. Salvo que tengas suerte y logres un éxito de negocio, pero no es lo normal.

      Hace poco ha muerto una estrella del béisbol (Yogi Berra) famosa también por frases muy sensatas y también divertidas. Una de ellas fue “Es difícil hacer predicciones…especialmente sobre el futuro. Pues eso. 🙂

      Yo me “conformo” con tener la solvencia del largo plazo, aunque hoy por hoy solo pueda rebalancear y no poder hacer aportaciones mensuales para promediar. Pero con la tranquilidad de no necesitar el dinero y aprendiendo a gestionar el riesgo y los miedos de tener una Eurobogle con solo un 25% en bonos.

      Y eso sí, un poco perdido porque al querer entrar con el 10% en oro para proteger la cartera, por lo ocurrido desde marzo, reconozco mi bloqueo de no saber cómo o cuándo mejor hacerlo. A ver si Antonio lo lee y me orienta un poco como siempre y me quito ya este dolor de cabeza 🙂

  3. Hola Antonio
    Consideras que este fondo (disponible en R4) El Amundi Fds Index Bond Euro Govies AE-C (ISIN LU1050470373), se adaptaria mejor que el Amundi Funds Index Global Bond (EUR) Hedged Class AE-Capitalisation a las recomendaciones de BOGLE.
    Es un placer seguirte.
    Gracias

  4. brunomalone dice:

    Creo que hay varios estudios que parecen indicar que, a largo plazo, es mejor entrar de golpe que poco a poco. La razón principal para hacer DCA es de tipo psicológico: Muchos dormimos más tranquilos.

  5. Aspirante a inversor inteligente dice:

    Buenas,
    Es mi primer comentario en este blog asi que ahi va:
    Tengo 23 años y estoy pensando en empezar en bolsa con la intención de librarme de la necesidad de trabajar (o almenos reducir mi horario) complementadolo con un sueldo a base de dividendos. Actualmente tengo una capacidad de ahorro de unos 150-200 mensuales, pero en cuanto termine la universidad y empiece a trabajar de lo mío espero que esta cantidad suba hasta los 500 durante unos años. Mi principal problema, según creo es mi formación, ya que no pasa de haber leido blogs (este en concreto es el que más coherencia y sensatez desprende a mi parecer) y un foro llamado rankia.
    La idea que tenía en mente era empezar a operar en ING, por el tema de saber que hay una oficina física a la que ir (se que hay brokers más baratos) e invertir en valores digamos clave a mi entender en el sistema, como BME, REE, abertis. Y para largo largo plazo le tengo echado el ojo a los ETFs (si no me equivoco son participaciones de fondos que cotizan) VIG y VOO, que creo que los recomiendas en alguna entrada.

    Quería pediros que opináis, y en definitiva si voy mal o bien orientado.
    Mil grácias por vuestro tiempo y grácias al creador del blog.

    • Aspirante a inversor inteligente dice:

      Aclaración: Obviamente lo de dejar de trabajar será de aquí a un par de décadas mínimo, no me refiero de aquí a dos días (ojala)

    • Antonio R. Rico dice:

      Amigo aspirante, aunque comprar productos adecuados es importante, el “buen camino” tiene más que ver con el método inversor que con los activos a comprar. Esos que comentas me parecen buenos activos, pero hasta ahí puedo leer… 🙂

  1. […] Cómo luchar contra la adicción a la dopamina (1) […]

Deja un comentario