Los inversores internacionales son bienvenidos a Baelo Patrimonio

globe-2491982_1280

No siempre se tiene la posibilidad de abrir una cuenta operativa en una gestora o broker de un país del que no seas residente o nacido en el mismo. En el caso de Baelo Patrimonio, los inversores internacionales son bienvenidos y pueden solicitar el alta en la gestora del fondo: Esfera Capital.

Baelo ya tiene partícipes de 7 países distintos* a España: Alemania, Reino Unido, Portugal, Italia, Suiza, Perú y Uruguay. Si eres partícipe de Baelo y eres residente de un estado distinto, por favor, házmelo saber que me hace tremenda ilusión saber los datos sobre la internacionalización de la granja Baelo.

Por otro lado, si no eres español y/o resides fuera de España, y estás interesad@ en invertir en Baelo Patrimonio, responde esta entrada con un comentario y con mucho gusto te añadiré a la lista de interesados, y te enviaré la información y el contacto en la gestora para que puedas tramitar el alta de tu cuenta. Ni que decir tiene que si eres español y residente en España también puedes comentar para que te añada a la lista y recibir más información.

Anímate a unirte a los más de 600 interesados, 220 cuentas abiertas en Esfera Capital y 151 partícipes que a fecha de jueves pasado ya habían realizado su primera suscripción.

Como siempre, un abrazo grande.

*Editado 20-03-18: Jorge me acaba de escribir contándome que es inversor desde los Países Bajos, así que ya son 8 las “internacionalidades” de Baelo.

Los inversores internacionales son bienvenidos – international investors are welcome – les investisseurs internationaux sont les bienvenus – internationale Investoren sind willkommen – gli investitori internazionali sono i benvenuti – διεθνείς επενδυτές είναι ευπρόσδεκτοι – 欢迎国际投资者 – المستثمرين الدوليين هي موضع ترحيب

botton_abrir-cuenta-en-esfera-capital-para-contratar-baelo-patrimonio

Baelo Patrimonio, Fondo de Inversión

Baelo Patrimonio

“Realmente soy un soñador práctico; mis sueños no son bagatelas en el aire. Lo que yo quiero es convertir mis sueños en realidad”.
Mahatma Gandhi

No puedo ni quiero comenzar esta entrada sin dedicársela a los seres que más han influido en lo que hoy soy. A la memoria de mi madre quien, junto a mi padre y mi hermana, supieron educarme y tratarme para que fuese alguien capaz de volar muy alto. A mi hija Claudia, quien con su ejemplo de fuerza y ganas de vivir ha hecho de mí una persona mejor. Y junto a ella, a Montse, mi compañera de vida, y a mi hijo Nico, mi pequeño gran hombre, quienes llenan cada día mi alma de felicidad plena.

Y ahora sí, tengo el inmenso placer de anunciarte el lanzamiento de Baelo Patrimonio. Después de cuatro meses de gran trabajo, dedicación y espera, este ilusionante proyecto ve la luz, y es contratable desde hoy mismo.

PRESENTACIÓN

Esfera I Baelo Patrimonio (ISIN: ES0110407097) es un compartimento de fondo de inversión de Renta Variable Mixta Global. Tiene como objetivo el crecimiento del capital a largo plazo, manteniendo un riesgo moderado por volatilidad en comparación con el mercado total de acciones.

La renta variable estará formada por acciones globales de gran capitalización, y con un historial de dividendos crecientes ininterrumpidos, además de un porcentaje en REITs globales y en Mineras de oro, que tratarán de ayudar al portafolio a soportar ciclos de inflación acusada de corto y medio plazo. El total de las acciones del fondo estarán ponderadas por capitalización de mercado.

Los índices a los que pertenecen las acciones seleccionadas son:

– S&P Euro Dividend Aristocrats. De este selecto índice se escogerán las más excelsas acciones en su trato al accionista. Formarán parte del fondo aquellas que hayan incrementado su dividendo durante los últimos 10 años, o las que lo hayan incrementado o mantenido ininterrumpidamente durante los últimos 20 años. También se incluyen los 5 Gigantes del Dividendo españoles de mayor capitalización.

– S&P Dividend Aristocrats. No nos conformaremos con las acciones USA que incrementaron su dividendo en los últimos 25 años, sino que exigiremos que lo hayan hecho en los últimos 50 años de forma ininterrumpida. Son las llamadas “dividend kings“.

– Nasdaq International Dividend Achievers Select. Para el resto del mercado internacional, se incluirán empresas de gran capitalización de este selecto índice de acciones de dividendo creciente global ex-USA.

– S&P Global Reits y S&P Global Gold Miners. Añadimos una selección de las acciones de mayor capitalización de los índices que representan a las inmobiliarias y mineras globales.

La renta fija, al ser planteada como la parte menos volátil de la cartera, no tendrá riesgo divisa. Un porcentaje de ella corresponderá a bonos ligados a la inflación.

La cartera de acciones inicialmente diseñada tendrá una mínima rotación, y se realizará una gestión casi pasiva. No se venderá ninguna acción mientras siga cumpliendo los requisitos exigidos. En caso de que una aristócrata del dividendo recortara su entrega, saldría de la cartera y sería sustituida por la primera “suplente” de la lista. El portafolio inicial es una selección de las mejores empresas del mundo en el trato a sus accionistas.

POR QUÉ EL NOMBRE DE BAELO PATRIMONIO

Patrimonio porque describe muy bien el objetivo de crecimiento a largo plazo de los ahorros con una reducción de volatilidad con respecto al mercado total de acciones.

Baelo porque está inspirado en “Baelo Claudia“, la ciudad romana situada en la maravillosa playa de Bolonia (Cádiz). Es un lugar mágico, que ha soportado durante 2000 años el desgaste del paso del tiempo, y que además, me evoca la fuerza y el coraje de mi hija, Claudia. Ya sabéis su historia, y su nombre indirectamente relacionado en este fondo es mi dedicatoria especial hacia ella.

ESFERA CAPITAL

La gestora con la que trabajo para construir este proyecto es Esfera Capital. Es una de las gestoras independientes de fondos más activas del último año. Aunque el Grupo Esfera tiene más de 20 años con Esfera Agencia de Valores y siendo los creadores de la plataforma Visualchart, crearon hace un par de años Esfera Capital Gestión SGIIC.

Gracias a ellos, y a su flexibilidad para adaptarse a mis necesidades en lo relativo a comisiones y diseño, tendremos disponible una gran infraestructura tecnológica, administrativa y comercializadora. Ni que decir tiene que Esfera Capital está adscrita a la CNMV y al FOGAIN, y que los activos del fondo estarán en su depositario, Banco Santander.

COMISIONES DEL FONDO

Baelo Patrimonio es el fondo de inversión español con cesta física de acciones en su cartera de renta variable con las comisiones más bajas de la historia. Son las que siguen:

  • Comisión de gestión: 0,59%
  • Comisión de custodia: 0,1%
  • Comisión de éxito: 0%

CÓMO CONTRATAR

Para suscribir Esfera I Baelo Patrimonio dispones de dos opciones:

Puedes contratar directamente a través de la gestora Esfera Capital. La apertura de cuenta es totalmente gratis, online, sin papeleos ni correo postal. De esta forma te ahorras un intermediario. Para ello debes abrir una cuenta y solicitar la compra de las participaciones que desees adquirir.

botton_abrir-cuenta-en-esfera-capital-para-contratar-baelo-patrimonio

Por otro lado, es posible contratar a través de entidades que distribuyen el fondo. Baelo Patrimonio está dado de alta en Inversis, así como en aquellas entidades que utilicen su plataforma de distribución. Si ya dispones de cuenta con esta entidad, podrás contratar nuestro fondo desde hoy mismo. Andbank también cuenta con un acuerdo de distribución de los fondos de Esfera Capital.

También puedes suscribirte a la lista de correo de novedades del fondo desde este enlace.

Así pues, querid@ amig@ de este blog que ya cuenta con casi 10 años de historia en distintas plataformas, ya tienes toda la información oficial (folleto y DFI) para valorar este apasionante proyecto de largo plazo, y sólo queda que te unas para que recorramos juntos el camino que tenemos delante de nosotros. El éxito de cada partícipe será mi razón de ser en este fondo, y no dejaré que nada se interponga entre tú y tus objetivos como inversor.

Bienvenido a Baelo. Como siempre, un abrazo grande.

Harry Browne: quizás no te gustará su visión de por qué el análisis fundamental está sobrevalorado

harry browne fundamental

Los seguidores de este blog conocen a Harry Browne desde que se compartieran por primera vez en estas páginas las características de la fenomenal y eficiente Cartera Permanente. Después de hacer una fortuna en los años 70 especulando con las materias primas y predecir su subida debido a una acertada visión de la inflación que les amenazaba, años más tarde reconoció que sus éxitos especulativos se basaron en la suerte de acertar, y que en un mundo incierto como el nuestro batir al mercado es una suerte propia de especuladores con fortuna.

Browne siempre declaró que especular no tenía nada de malo, pero que había que llamarlo por su nombre y no confundirlo nunca con un método de inversión. En su fantástico libro Why the best-laid investments plans usually go wrong, el difunto candidato a la presidencia de los Estados Unidos expone su opinión sobre los métodos más usados para batir a los mercados, dedicando el capítulo 7 a explicar su punto de vista sobre el análisis fundamental y sus limitaciones.

Esta entrada expone el punto personal de Browne, que aunque no dista mucho del mío propio, no tiene porqué ser literalmente mi forma de verlo.

DEFINICIÓN.

Comencemos por saber qué es un analista fundamental.

A un analista fundamental no le preocupa si un activo tiene o no popularidad o su aparente tendencia técnica, sino que sólo le importa si su precio es demasiado barato o caro comparado con su valor fundamental. Para llegar a saber si es conveniente o no comprar una acción, el analista fundamental utiliza la información proporcionada por la propia empresa para determinar, en base a cuentas de resultados y balances, si la acción está a un nivel adecuado para comprarla hoy y poder venderla más cara en algún momento indeterminado.

Pero existen una serie de limitaciones que hacen de este tipo de actos de fe una acción especulativa más que de inversión. Veamos cuáles apunta Mr. Harry:

LOS DATOS.

El analista fundamental trabaja con datos, pero la mayoría de los más importantes para él son en realidad números proporcionados por las propias empresas imposibles de confirmar en exactitud o certeza, o bien meras estimaciones.

Los únicos datos reales con los que el analista puede trabajar son los precios de las cotizaciones. Ningún otro dato es real, sino que es una estimación, y toda estimación está basada en la elección personal de alguien. Haciendo lo mejor que sabe, un analista puede acercarse a un valor intrínseco, pero unos pequeños errores pueden dar lugar a valoraciones erróneas. Un pequeño pero relevante dato perdido puede significar un gran error. Y un gran error significa perder.

Los datos más importantes en economía son las motivaciones, preferencias e intenciones de los seres humanos, y esos datos solo están en sus mentes. El analista fundamental vive y analiza en el mismo mundo incierto en el que vivimos nosotros, y todo lo que puede hacer es usar los datos que todos conocen para ver una compra como barata o cara. Si el 95% de las operaciones bursátiles se realizan por parte de instituciones, y estas instituciones financieras tienen en sus plantillas a las mentes más preparadas del planeta, con la información más privilegiada posible, ¿que nos puede hacer pensar que vamos a ver una ineficiencia donde profesionales increíblemente preparados y equipados no ven? ¿No te parece una aspiración tan poco humilde como utópica?

TIEMPO ES DINERO.

La búsqueda de una inversión barata implica el reconocimiento de que algo puede costar menos de lo que vale. Si eso es realmente así, ¿qué impide que ese activo pase años y años costando lo mismo, o incluso menos que el valor objetivo calculado? Si el mercado ya tiene los datos necesarios para ver una supuesta ineficiencia, ¿qué le hará cambiar de opinión después y no hoy, para llevar el precio a su supuesto valor real?

Si te concentras en la renta pasiva que proporciona ese activo, no tienes que temer que el precio siga barato por años, siempre y cuando la renta continúe llegando a tu bolsillo. Pero si el objetivo es la ganancia de capital, igual toca esperar años, y el tiempo también tiene valor.

DESCUENTO DEL MERCADO.

Los precios reflejan el consenso o el juicio de todos los inversores acerca de su valor fundamental. Además, el precio puede reflejar ya lo que esperas que pase en el futuro. Ya hemos comentado como en el mundo de las finanzas los mayores brokers tienen a los mejores analistas con los mejores equipos y la mejor información. Actuarán mucho más rápido que cualquier analista retail o de alguna entidad de tamaño medio. Si están de acuerdo contigo ten por seguro que habrán movido el precio antes de tu compra, y si hay malas noticias, venderán antes que tú. Igual ganarás un poco más que el mercado si aciertas, pero me temo que perderás mucho más si fallas.

SUBJETIVIDAD.

El analista fundamental busca un precio objetivo en el que fijarse como meta, pero ese precio es producto de la subjetividad. Es fácil creer, por lo aparentemente lógico del método, que un análisis fundamental es un estudio directo, concienzudo, realizado con los suficientes datos, que todos son correctos, y que llevan a un inamovible resultado también correcto. Pero eso no pasa.

Prueba de ello es que dos analistas inteligentes pueden estar en desacuerdo, y uno puede comprar mientras el otro vender. Cuando confías en un analista inviertes a través de él en lo que te gustaría invertir si tuvieras tiempo y conocimiento, y asumes que su juicio es riguroso y que ha chequeado todo como te gustaría. Incluso siendo así, tú nunca sabrás qué le ha llevado y cómo ha procedido a formar su cartera.

En base a lo anterior, piensa por un momento en tu analista o gestor de referencia. ¿Sabes bien…

... qué datos son los más importantes para él?

… qué datos no puede dejar pasar para comprar una acción?

… qué datos puede obviar y dejarse llevar por el atractivo de una acción?

… qué le lleva exactamente a repartir los pesos de sus acciones en cartera?

Si no tienes certeza de saber las respuestas a estas preguntas, no conoces los estándares de la persona en quien confías tu dinero. Y si no conoces sus estándares, estás invirtiendo a ciegas.

En todas las áreas de la vida, las personas examinan los datos y llegan a las conclusiones con las que se sienten confortables. Deciden qué pruebas aceptan, qué excepciones tolera y que dudas no puede ignorar. Inevitablemente cada persona es diferente. Pero cuando aceptas un análisis, aceptas sus estándares usados, incluso sin saber cuáles son. Estás asumiendo que es tan meticuloso como tú lo serías, tan competente, y que obtiene los datos 100% exactos y los interpreta 100% correctamente.

Al final, el análisis fundamental es como contar una fábula de un analista que compra algo muy bueno y muy barato que nadie ha visto menos él, por sus especiales y sofisticadas condiciones.

USANDO ANÁLISIS FUNDAMENTAL.

Resulta tentador apostar por una aparente disparidad entre el precio de una acción y su valor fundamental calculado. La disparidad parece mostrarnos que hay garantía de que el precio subirá de forma eventual.

Pero esa aparente disparidad no llamaría tu atención si no fuese muy amplia. Al no poder tener todos los datos posibles, y al interpretar de forma subjetiva cada dato, el margen de error es tremendo. Sólo una disparidad enorme puede permitir confiar en un posible error también enorme. Además, si el análisis coincide con tu evaluación, a no ser que tengas un talento muy raro, todos sabrán ya de esa disparidad, y todos estarán invertidos en ella.

Los errores asociados al análisis fundamental te pueden herir mucho más cuando intentas comprar acciones individuales en una cartera poco diversificada. Ten de nuevo en cuenta que no puedes verificar los datos mostrados por una compañía, y que los grandes fondos deberían estar mejor posicionados que tú o que un pequeño fondo. Cuando creas que las acciones son una buena especulación para el ciclo que está por venir, harías mucho mejor en invertir en un vehículo diversificado o indexado, y hacerlo con el dinero que puedas permitirte perder.

CONCLUSIÓN.

En realidad, Harry Browne basa estas ideas en su regla nº3 de la seguridad financiera: Reconoce la diferencia entre inversión y especulación.

Inviertes cuando:

  1. Mantienes una posición de largo plazo sin intentar sacar mayor partido que el rendimiento esperado del propio mercado.
  2. Compras activos financieros para aprovechar el beneficio que genera vía rentas o dividendos.
  3. Mantienes una cartera diversificada y balanceada con la volatilidad que eres capaz de asumir en cualquier entorno o ciclo económico.

Especulas cuando:

  1. Seleccionas activos individuales, fondos o sectores para intentar hacerlo mejor que el mercado.
  2. Mueves tu capital de unas clases a otras en base a un market timing.
  3. Basas tus decisiones en prever el curso de la economía.
  4. Usas análisis técnico, fundamental o de ciclos para que te guíen en qué y cuándo comprar y vender.

No hay nada de malo en especular. A pesar de que es una palabra fea y malsonante, es algo legítimo y cualquier ahorrador es libre de hacer lo que le plazca con su dinero. Pero hay que llamar a las cosas por su nombre para saber a qué tipo juego nos estamos dedicando.

El objetivo de la especulación es sacar mayor partido del mercado de lo que éste le ofrece al resto de inversores. La premisa fundamental por tanto es que tú tienes que ser más astuto que el resto de inversores, que tienes mejor información, que tomas mejores decisiones o que tu interpretación de la información disponible es más acertada.

Parece fácil batir al mercado, ya que después de todo, aquellos pocos que lo han conseguido son famosos por sus publicaciones al respecto, y a la industria le conviene que alardeen de sus conquistas.

Pero prefiero saber tu opinión al respecto, y sabiendo que la visión de Browne no es ni mucho menos afín con la mayoría de usuarios de los mercados, ¿coincides con su visión del análisis fundamental y las limitaciones que enumera? ¿Y con su opinión sobre la diferencia entre especulación e inversión? ¿Dirías tú que un inversor o gestor value es más un especulador que un inversor?

Como siempre, un abrazo grande.

De ahorrador a inversor pasivo: sus 5 etapas y los niveles que la industria no quiere que alcances

libertad

Los seres humanos nacemos en la inocencia, somos condicionados para vivir en la ignorancia y en algunos casos nos atrevemos a iniciar el camino hacia la sabiduría, el cual pasa por conocernos a nosotros mismos

Borja Vilaseca

Todos los ahorradores que deciden poner su capital a trabajar pasan por una serie de fases de madurez que les permiten incrementar su eficiencia como inversores. Tanto el crecimiento personal como el estudio de la ciencia referida a los mercados financieros pueden ayudarles mucho más que repasar cada día la prensa salmón o acumular horas leyendo los entretenidos y motivadores libros de pasados inversores de éxito, que han aprovechado su fama para llenar las librerías con sus métodos y “secretos”.

Tú, yo o cualquier persona que quiera adentrarse en este mundo de las finanzas personales debe pasar por una serie de niveles o escalones hasta llegar al punto en el que la planificación y estrategia adoptada es la más efectiva para cada caso particular. Estos niveles que te voy a proponer son los que considero que corresponden a los ahorradores que terminan siendo inversores pasivos. Por supuesto que puede haber otras opciones válidas, pero en esos casos me consideraría con menos criterio aún que para evaluar los correspondientes a esta entrada.

Así pues, para llegar a ser un eficiente inversor de largo plazo deberás superar las que considero 5 etapas para llegar a ser un inversor pasivo de éxito:

NIVEL 1: IGNORAR

La primera etapa de todo inversor está caracterizada por el desconocimiento. Nunca se ha acercado a los mercados financieros, ni siquiera se ha molestado en saber más, y si lo hace, piensa que la bolsa es un mundo difícil de entender y sólo es capaz de acercarse a ella si el asesor de su entidad financiera le recomienda algún producto, siempre garantizado o con un perfil muy conservador.

En este nivel hay pocos secretos. El ahorrador no tiene intención de invertir su capital en los mercados financieros básicamente porque ni los conoce ni hace por conocerlos.

NIVEL 2: CONOCER

Este es un pequeño paso para el hombre, pero un gran paso para el ahorrador.

De repente un día, a través de un libro, una revista, un suplemento dominical, una conversación o cualquier otro acontecimiento fortuito, el ahorrador capta el concepto de que su dinero acumulado de forma conservadora es erosionado por la inflación, que se va comiendo el valor de cuenta a un ritmo medio del 3% anual.

Indaga algo más y conoce el término activo financiero, que no es otra cosa que aquello que compras para que meta dinero en tu bolsillo.

Comienza a informarse acerca de la bolsa, los fondos de inversión o los planes de pensiones y, dependiendo de su esfuerzo y dedicación, comienza a entender conceptos como la rentabilidad media histórica, la volatilidad o la diversificación.

En los últimos pasos de este nivel caen en sus manos libros y otras publicaciones sobre análisis técnico y fundamental, la mayoría de ellos escritos de tal forma que le embaucan en el mundo de la inversión y le animan a ir arriesgando su dinero cada vez en mayor medida.

NIVEL 3: CREER

Este nivel es clave porque el ahorrador ha llegado al nivel de inversor, y lo ha hecho, en la mayoría de los casos, para quedarse.

Ha sido embaucado por uno de los sistemas de análisis y comienza a pensar que ser inversor de éxito es posible.

Aquellos que son atraídos por los gráficos sucumben ante el poder de seducción de unos charts capaces de hipnotizar. Los dígitos verdes y rojos parpadeando en su pantalla les enamoran como el amarillo polen de las flores a las abejas, y los indicadores técnicos les llevan a imaginar que es muy difícil perder cuando dispones de herramientas tan potentes. Se sienten inversores más sofisticados.

Otros muchos prefieren el menos atractivo pero también muy sofisticado mundo del análisis fundamental. Miles de empresas mundiales, cientos de páginas de cuentas anuales y balances. Aquellos que dedican su vida a esto tienen mi admiración, porque pasarse la única vida que tenemos estudiando estados financieros de miles de empresas del mundo parece tan poco creíble como insufrible. Pero como sobre gustos no hay nada escrito, cada uno dedica su tiempo a lo que quiere, y ésta no es más que una pasión tan aceptable como otra cualquiera.

Existen otros sistemas de especulación como el trading algorítmico o el análisis macroeconómico, pero quizás los dos anteriores son los más comunes.

En particular, el análisis fundamental cuenta también con una legión de seguidores que no analizan empresas por sí mismos, sino que confían en fondos de inversión que han obtenido rentabilidades pasadas destacadas y, mediante el uso de eficientes estrategias de marketing, han logrado captar el deseo y el capital de los ahorradores que gustan del análisis fundamental.

NIVEL 4: DESCREER

Y entonces llegamos a la madre del cordero, el nivel en el que el inversor deja de ser el alma de la fiesta en las barbacoas cuando se habla de bolsa y mercados.

Un buen día, después de cansarse de jugar al lobo de Wall Street, o de no parar de traspasar su dinero de unos fondos a otros, o de sobre-diversificar su portafolio con cada nuevo fondo value que sale al mercado, el inversor oye hablar de los productos indexados y de la inversión pasiva.

Se interesa un poco más por el tema y compra algunos libros de los divulgadores más reconocidos sobre indexación y gestión pasiva, y descubre que la ciencia nos enseña que el 85% de los fondos de gestión activa lo hacen peor a 10 años que su verdadero índice de referencia, el 90% peor a 20 años y más del 95% peor a 30 años.

Y entonces se pregunta, ¿quiénes son los ineficientes, el mercado o los gestores?

Para mayor desagrado, comprueba como los fondos de gestión activa multiplican por 8 los gastos totales de los fondos de gestión pasiva, y que la mayor parte de los fondos 5 estrellas de la década pasada, son los estrellados de la década presente.

Y se vuelve a preguntar, ¿quiénes son los ineficientes, el mercado o los gestores?

De modo que procede a diseñar una simple, eficiente y barata cartera de fondos indexados adaptada a su propia personalidad y situación personal o familiar, planifica aportaciones periódicas a la cartera, y se dedica a vivir, que son dos días.

NIVEL 5: CREAR TU PROPIO CRITERIO PERSONAL

Pero también, para ser justos, hay que decir que hasta los defensores de la indexación pueden llegar a ser fanáticos de bufanda y vuvuzela. Al igual que debes diseñar el riesgo de tu cartera afín a tu propia personalidad, también debes elegir el tipo de activos según tu propio criterio personal. Me explico:

La ventaja a priori de una cartera indexada sobre una cartera de fondos de gestión activa está dividida en dos partes:

1. Ventaja media por gastos de gestión: +1,5%
2. Ventaja por superior rentabilidad de los fondos pasivos sobre los activos antes de comisiones: +0,5%

Esto nos índica que, si conseguimos que nuestra gestión sea pasiva, tal y como vimos en la entrada sobre  The Voya Corporate Leaders, la ventaja de la indexación pura no es tanta, aunque sigue siendo, en mi opinión, el producto más eficiente y el que a priori obtendrá el mayor partido posible de la rentabilidad esperada de su clase.

Por lo tanto, un fondo de inversión será bueno a priori si:

1. Se centra en el partícipe.
2. Reduce sus comisiones hasta niveles decentes.
3. Realiza una mínima rotación de activos.

Teniendo en cuenta los puntos anteriores, si diseñas una cartera con clases de activos que han mostrado una ventaja de rentabilidad y volatilidad sobre el mercado general, y reduces los gastos al mínimo, podrías tener una cartera adaptada a tu perfil, a tu criterio, a estudios estadísticos científicos y que cumpliera los requisitos para ser un fondo de los buenos de verdad.

Al crearte tu propio criterio, que perfectamente (y más que recomendable) puede ser también la indexación pura, consigues además que la cartera te reporte un mayor nivel de satisfacción, y de motivación por mantenerla, sabiendo en todo momento que, aunque no represente de forma fiel al mercado general, los costes no serán una ventaja en este caso a favor del fondo indexado.

En el sentido de los párrafos anteriores, y para ser honestos con todos, también hay que decir que una estrategia value, por poner un ejemplo de gestión activa, podría ser perfectamente válida, siempre y cuando se cumplan los requisitos mencionados del fondo 100% amigable.

Y tú, ¿en qué nivel te consideras que estás? ¿Estás de acuerdo con esta escala? Siéntete libre de mostrar tu opinión. En este blog las bufandas y vuvuzelas están permitidas, aunque el que escribe estas líneas las haya desechado para siempre.

Un abrazo grande.

Una cartera que satisface las necesidades de inversión tanto de ahorradores como rentistas

easter-eggs-684450_1280

“Los que están siempre de vuelta de todo son los que nunca han ido a ninguna parte”.

Antonio Machado

¿Sabes ese momento en el que estás estudiando, aprendiendo o practicando sobre algún concepto o disciplina y de repente dices “ahí va, cómo no lo he visto antes“? Ese momento en el que descubres la clave que te lleva a la solución de una búsqueda incluso de años.

Buscaba una estrategia que respetara los estándares de la inversión pasiva, pero que ofreciera una serie de ventajas psicológicas que me ayudaran a mantenerme fuerte en el camino independientemente del ciclo bursátil en el que nos encontrásemos. Una de esas ventajas vendrá de la mano de las acciones de dividendo creciente.

En primer lugar, como base, un activo de inversión que sea una cartera diversificada mixta todo en uno cumple con mi idea de un fondo siempre. Para el inversor medio o para el que acaba de comenzar, para el que salió escaldado de las últimas crisis y ciclos bajistas, o para el que confió en el asesor equivocado y necesita alejarse de la búsqueda de la piedra filosofal que le lleve a la riqueza rápida.

Me gustan las estrategias de inversión para los inversores medios que se toman en serio la creación de riqueza real para ellos (as) y para sus familias. Los inversores que desean adoptar un sistema simple con el que sacar partido a los ahorros tan duramente generados. Y es importante destacar que no atiende a teoría alguna, sino que es un método sistemáticamente demostrado que soporta cualquier ciclo económico con destacada gallardía.

En segundo lugar, para inversores que tienen otras cosas que hacer distintas a estar vigilando sus fondos, acciones o resto de activos elegidos de forma especulativa para acelerar la consecución de la riqueza. Todo lo que se requiere es echar un vistazo para controlar tu posición financiera cada vez que realicemos nuestras aportaciones mensuales o periódicas. Y en realidad ni eso hace falta.

Perder el tiempo vigilando los mercados y nuestras carteras en vez de disfrutar de nuestro tiempo libre significa menospreciar todo lo bello que la vida nos puede aportar si sabemos cómo disfrutarla.

En tercer lugar, pensada para que sirva tanto para ahorradores como para rentistas. Me explico.

El objetivo de largo plazo es que una estrategia de inversión aspire a una rentabilidad media del 4% anualizado más la subida anual del coste de la vida, que por la inflación media pasada (3%) vendría a ser un total del 7% anual. Gracias a esa rentabilidad esperada, alcanzable y poco pretenciosa, el ahorrador joven puede sacar partido a sus ahorros y beneficiarse de la magia del interés compuesto, sin la volatilidad y los dolores de estómago que generan las carteras 100% renta variable, y el jubilado puede actuar como rentista sacando un 4% anual del capital acumulado sin que el valor real de su patrimonio se vea mermado.

Y en cuarto y último lugar, las acciones dividend growth aportan la ventaja psicológica de la que te hablé en los primeros párrafos. Esta ventaja no viene tanto porque tengan una volatilidad media menor a la del resto de acciones, lo que las hace reaccionar en menor medida cuando se producen duras sacudidas bursátiles. Ni tampoco porque hayan mostrado (no sabemos si seguirá pasando en el futuro) un mejor rendimiento que el mercado general:

aristocrats vs sp500

Sino que en mi opinión, la verdadera ventaja es la de que el inversor puede tangibilizar las acciones en las que invierte su dinero.

Con lo anterior me refiero al hecho de que este tipo de acciones hacen palpable su valor para el inversor, les hacen sentir una idea física en un mundo tan abstracto como es el de la bolsa. Echa un ojo a esta cartera ejemplo de acciones de dividendo creciente:

cartera

¿Qué sientes cuando ves estos logos? ¿No te da la impresión real de que si compras acciones de estas empresas te estarás beneficiando también de sus ventajas competitivas y sus imágenes de marca?

Cada vez que lavas el pelo a tus hijos con el champú de Johnson & Johnson, tomas un yogur de Danone, bebes una Coca Cola o enciendes la luz de tu salón (Red Eléctrica), podrás asociar esos gastos a un beneficio para tus acciones, y por ende, para tu patrimonio.

Incluso, hay una vertiente del value investing que trata de buscar las ventajas cualitativas sobre las cuantitativas a la hora de encontrar valor en una empresa. Pues bien, las acciones dividend growth, por el propio hecho de poder incrementar su dividendo de forma ininterrumpida durante tantos y tantos años, demuestran unas ventajas cualitativas como empresas, por sus superiores ventajas competitivas y sus imágenes de marca.

Además, al no requerir ningún tipo de análisis financiero, las carteras de acciones de dividendos crecientes son muy fáciles de gestionar. Si cumplen con sus exigentes requisitos siguen en cartera, y si alguna falla un año no incrementando su dividendo (esto querrá decir que ha dejado de tener sus ventajas cualitativas como empresa), la sacamos y entrará en cartera otra gran empresa global. Esto trae además un ahorro de costes que es siempre clave en la rentabilidad de largo plazo de cualquier vehículo de inversión colectiva.

Como siempre, un abrazo grande.