Lo que la Economía haga en el futuro no tiene importancia

Hoy te traigo la traducción al castellano, o más bien la que yo he hecho personalmente ya que distará algo de la literal, sobre un párrafo interesante de la carta de Warren Buffett a los accionistas de Berkshire Hathaway en el año 2013. En él, Warren utiliza un par de historietas sobre inversiones realizadas fuera de la bolsa para hacer entender al inversor sobre la importancia de focalizar la estrategia en el largo plazo y en la visión de tratar las acciones como partes de una empresa rentable y solvente, en vez de como un vehículo para especular con los precios. Espero que te guste y puedas sacar conclusiones y pensamientos útiles.

“La inversión es más inteligente cuando está enfocada a los negocios”. Benjamin Graham.

Déjame que te hable sobre dos pequeñas inversiones no bursátiles que hice hace mucho tiempo y que son instructivas. Esta historia comienza en Nebraska. De 1973 a 1981, el Medio Oeste experimentó una explosión de los precios agrícolas, causada por una creencia generalizada de que venía una inflación galopante y que era alimentada por las políticas de préstamos rurales de los bancos. 
Entonces estalló la burbuja, con lo que las bajadas de precios del 50% o más devastaron tanto a los agricultores apalancados como a sus prestamistas. Quebraron cinco veces más bancos en Iowa y Nebraska que los que fracasaron en las secuelas de la burbuja de nuestra reciente Gran Recesión. 
En 1986, compré una granja de 400 acres, ubicada a 50 millas al norte de Omaha. Me costó $280.000, mucho menos que lo que un banco había prestado por la compra de la granja unos años antes. Yo no sabía nada sobre el funcionamiento de una granja. Pero tengo un hijo que ama a la agricultura y yo aprendí de él los quintales de maíz y de soja que la granjas producen y cuáles serían los gastos de la operación. A partir de estas estimaciones, calculé que el retorno de la granja hasta entonces era de alrededor del 10%. También pensé que era probable que la productividad mejoraría con el tiempo y que los precios de los cultivos se encarecerían pasada la crisis. Ambas expectativas resultaron ciertas. No necesitaba ningún conocimiento o inteligencia inusual para llegar a la conclusión de que la inversión no tenía ningún inconveniente. Habría, por supuesto, alguna mala cosecha de vez en cuando y los precios a veces decepcionarían. Pero ¿y qué? Habría excepcionalmente algunos años así, pero yo nunca estaría bajo cualquier presión de vender la propiedad. Ahora, 28 años más tarde, la granja ha triplicado sus ganancias, tiene un valor cinco veces o más de lo que pagué. Yo todavía no sé nada de agricultura y, recientemente, he hecho mi segunda visita a la granja
En 1993 hice otra pequeña inversión. Un conocido me habló de una pequeña propiedad junto a la Universidad de Nueva York que estaba en venta. Una vez más, una burbuja había aparecido y se estaba llevando por delante los activos fallidos con prácticas de préstamo optimistas que habían alimentado la locura. Aquí también el análisis fue simple. Tal como había sido el caso de la finca, el rendimiento actual no apalancado desde la propiedad fue de aproximadamente 10%. La ubicación de la propiedad era también excelente: Universidad de Nueva York. Cuando caducaron arrendamientos viejos que pagaban menos que el precio de alquileres del mercado, las ganancias se triplicaron. Las distribuciones anuales superan ya el 35% de nuestro capital inicial inversión. ¿Sabes qué? Todavía tengo que ver la propiedad
Tanto en la finca como en el edificio de NY, aunque las ganancias no van a ser espectaculares, las dos inversiones serán activos sólidos y satisfactorios para mi vida y, posteriormente, para mis hijos y nietos. Te cuento estas historias para ilustrar ciertos fundamentos de la inversión: 
– No es necesario ser un experto para lograr rendimientos de las inversiones satisfactorios. Aunque si no lo eres, debes reconocer tus limitaciones y seguir un curso determinado para trabajar razonablemente bien. Mantener las cosas simples. Cuando te prometan ganancias rápidas, responde con un rápido “no”. Debes centrarte en la productividad futura del activo que estás considerando. Si no te sientes cómodo haciendo una estimación de los ingresos futuros del activo en concreto, olvídalo y sigue adelante. Nadie tiene la capacidad de evaluar cada posibilidad de inversión. Solo tienes que entender las acciones en las que inviertas. 
– Si te centras en el cambio de precio futuro de una compra, estás especulando. No hay nada incorrecto en eso. Sé, sin embargo, que no estoy en condiciones de especular con éxito, y yo soy escéptico con los que sostienen un éxito sostenido al hacerlo. Ninguno de esos ganadores tiene una expectativa razonable de ganancia si sigue “jugando” a la bolsa. Y el hecho de que un activo dado se ha apreciado en el pasado reciente no es una razón para comprarlo. 
– Con mis dos pequeñas inversiones, yo sólo pensaba en lo que las propiedades podrían producir y no me preocupaba en absoluto sobre sus cotizaciones diarias. Los partidos de todos los deportes son ganados por los jugadores que se centran en lo que ocurre en el campo de juego, y no por los que sus ojos están pegados al marcador. Si puedes disfrutar de los sábados y los domingos sin mirar los precios de tus acciones, dale también una oportunidad a los lunes o los viernes. 
– Formarse una opinión macro o escuchar las predicciones macro o de mercado de los demás es una pérdida de tiempo. De hecho, es peligroso, porque puede empañar tu visión de los hechos que son verdaderamente importantes. Cuando yo escucho Comentaristas opinar con soltura de lo que hará el mercado en el futuro, me acuerdo de esta frase de un comunicador: “Usted no sabe lo fácil que es este juego hasta que te metes en esa cabina de transmisión”. 
– Lo que la economía haga en el futuro no tiene importancia para mí. Mis dos compras se hicieron en 1986 y 1993. Lo que la economía, las tasas de interés, o el mercado de valores podrían hacer en los años inmediatamente siguientes no fue de ninguna importancia para mí en la toma de esas inversiones. No puedo recordar lo que los titulares o los expertos estaban diciendo en aquel momento. Cualquiera que fuese el mensaje del analista de turno, el maíz podría seguir creciendo en Nebraska y los estudiantes seguirían acudiendo a la Universidad de Nueva York. 
Hay una gran diferencia entre mis dos pequeñas inversiones y una inversión en acciones, y es que no proporcionaban valoraciones minuto a minuto para sus compras y ventas. Es una enorme ventaja para los inversionistas en acciones que tengan esas valoraciones altamente fluctuantes. Los propietarios de las acciones, sin embargo, se permiten un comportamiento caprichoso y a menudo irracional, porque hay tanta cháchara acerca de los mercados, la economía, el interés, el comportamiento de los precios de las acciones,…, que algunos inversores creen que es importante escuchar a los expertos y, peor aún, que es importante tener en cuenta que actúa de acuerdo sobre sus comentarios con su propio dinero. Aquellas personas que pueden sentarse en silencio durante décadas cuando poseen una granja o un edificio de apartamentos corren el peligro de ponerse nerviosos cuando se exponen a una corriente de cotizaciones de acciones y de comentaristas que lanzan mensajes como “no se limite a sentarse ahí, haga algo”. Para estos inversores, la liquidez se transforma en una maldición para el largo plazo. 
Un “flash crash” o alguna otra fluctuación del mercado extrema no puede hacer daño a un inversionista. De hecho, la caída de los mercados puede ser útil para el verdadero inversionista, si tiene dinero disponible cuando los precios quedan lejos de los valores de las empresas. Un clima de miedo es tu amigo cuando se invierte; el mundo eufórico es el enemigo. Durante el extraordinario pánico financiero que se produjo a finales de 2008, nunca tuve la idea de venta de mi granja o de mis bienes raíces de Nueva York, a pesar de que una severa recesión se estaba gestando claramente. Y, si hubiera poseído el 100% de un negocio sólido con buenas perspectivas a largo plazo, habría sido insensato deshacerse de ello. Así que ¿por qué vender tus acciones que son pequeñas participaciones en empresas maravillosas? Es cierto que cualquiera de ellas podría decepcionarte, pero, ¿podría alguien realmente creer que la tierra va a tragarse a los activos productivos de empresas con rendimientos financieros increíbles y el ingenio humano ilimitado existente en las empresas del mundo?

Análisis de Técnicas Reunidas, gigante del dividendo

tecnicas reunidas dividendo
Técnicas reunidas lleva 9 años sin recortar su dividendo anual. Para una acción española que no llega a los dos mil millones de capitalización, es todo un logro estar a las puertas de una década de buen trato a los rentistas.
He de decir que es uno de los gigantes españoles con los que me siento menos cómodo, y es por dos razones:
1. Es una commodity, y por tanto sus beneficios son cíclicos y poco predecibles.
2. No entiendo lo suficiente su negocio.
A pesar de lo anterior, es una empresa muy diversificada, que parece tener una gran ventaja competitiva en España y una buena presencia internacional. Su buenos números, estar en la parte baja del ciclo (aparentemente) y su destacado historial, le hacen ganarse mi confianza temporal, aunque no es una acción que espere tener para siempre, ya que estoy dirigiendo mi cartera hacia un modelo de sentarse y esperar con empresas de total confianza. Veamos un acercamiento a la acción:
1. IMAGEN.
Como he comentado antes, Técnicas reunidas es una empresa commodity muy diversificada. Refinería, gas, petróleo, energía solar, energía nuclear, oleoductos y gaseoductos, petroquímica, ingeniería, arquitectura, infraestructuras, aeropuertos y puertos,… Una maraña de infiernos industriales imposibles de entender para mí, y que hacen que la inversión en ella se deba sólo y exclusivamente a los apartados siguientes. Por este motivo, pienso que no es una acción para toda la vida.
2. RENDIMIENTO.
TRE rinde de forma decente y estable. Sus beneficios no sufren de recortes acusados, cosa a destacar por pertenecer a uno de los sectores de peor desempeño en el último lustro. El crecimiento del beneficio a 5 años es del 8,03%.
beneficio tecnicas reunidas
Su rendimiento sobre el capital propio es creciente y estable, aunque sus números no son de empresa de gran crecimiento. La media de los últimos 5 años es del 5,04%, subiendo en los últimos 12 meses al 5,67%.
roa tecnicas reunidas
Actualmente da un BPA de 2,82€, con un precio hoy de 34,4€, lo que da una rentabilidad inicial del 8,2% al accionista. Esta es la rentabilidad a tener en cuenta para compararlo con la renta fija, y no el dividendo que es solo la rentabilidad que va a parar fuera de la empresa. Como es capaz de sacar un 5,04% a sus fondos propios, si se reinvierten los dividendos y descontando el paso por hacienda, debería crecer al 4,44% anual. Eso nos da un precio objetivo a 5 años, y tomando su PER medio de 18,26 veces, de 63,99€, o lo que es lo mismo, una rentabilidad anual del 13,26%.
3. DEUDA.
Técnicas se financia de forma muy prudente. Su deuda de largo plazo con respecto a su capital es de un bajísimo 5,22%. Ya sabes, no me cuesta repetirme, por encima de 100% no mola, por debajo de 30% mola mogollón. Un 5% es salud y tranquilidad. Los inversores conservadores duermen bien.
4. DIVIDENDO.
El dividendo de Técnicas lleva 9 años sin sufrir recorte. Si bien es cierto que ha crecido por debajo del 1% anual en los últimos 5 años, eso le ha servido para bajar el payout a un cómodo 50%. Una empresa con un ROA decente pero no espectacular hace bien en tener la virtud del término medio, y dar la mitad del beneficio en rentas al accionista y la otra mitad a reinvertir en la empresa.
dividendo tecnicas reunidas
CONCLUSIONES FINALES.
Técnicas reunidas tiene pinta de ser una de esas grandes empresas de pequeña capitalización que ocupan menos portadas que los blue chips pero que merecen tener el triple de protagonismo mediático.
Pertenece a un negocio difícil de entender para mí, además de ser una empresa commodity cíclica y con beneficios futuros poco predecibles, por mucho que me empeñe en hacer números. Por ello, no la considero una fija de mi cartera, sino una ayudante temporal.
Mientras siga siendo una gigante del dividendo, con rendimientos decentes para ser española, y con un uso de la financiación más que prudente, no me parece mal intentar una operación tranquila de medio plazo para ver si le consigo una buena rentabilidad entre ciclos.

Los meteorólogos del mercado llenarán tu oído, pero nunca llenarán tu billetera

Warren-Buffett-carta-2014Si no has leído la última carta de Warren Buffett a los accionistas de Berkshire Hathaway, cosa que lleva cinco minutos al año y produce enseñanzas para toda la vida, estás de suerte, porque quiero compartir contigo el párrafo que me parece más interesante, que se encuentra entre las páginas 18 y 19 de la carta. Para facilitarte el tema, he hecho una traducción personal al español. Espero que te parezca interesante:

Este es un mensaje importante para los inversores acerca del desempeño dispar entre acciones y bonos.

Piense de nuevo en nuestro informe anual de 2011, en el que se definió la inversión como “la transferencia a otros de poder adquisitivo, con la expectativa razonada de recibir más poder adquisitivo – después de impuestos se han pagado en nominal en el futuro “. La poco convencional, pero ineludible conclusión que se desprende de los últimos cincuenta años es que ha sido mucho más seguro invertir en una cartera diversificada de empresas estadounidenses que invertir en bonos del Tesoro, cuyos valores se han atado al precio del dinero. Eso también es cierto para el medio siglo anterior, un período que incluye la Gran Depresión y las dos guerras mundiales. Los inversores deben prestar atención a la historia. De una forma u otra es casi seguro que se repita durante el próximo siglo.

Los precios de las acciones siempre serán mucho más volátiles que los de los bonos o el cash. A largo plazo, sin embargo, los instrumentos de renta fija son inversiones más arriesgadas que la cartera de acciones ampliamente diversificada que se compran poco a poco a través del tiempo. Esa lección habitualmente no se enseña en las escuelas de negocios, donde la volatilidad se usa casi universalmente como una aproximación al riesgo. La volatilidad está lejos de ser un sinónimo del riesgo. Fórmulas populares que equiparan los dos términos conducen a estudiantes, inversores y directores generales por mal camino. Es cierto, por supuesto, que ser dueño de las acciones por un día o una semana o un año es mucho más arriesgado que dejar los fondos en efectivo. Es relevante para determinados inversores, por ejemplo bancos de inversión, cuya viabilidad puede ser amenazada por el descenso en los precios de los activos y que podría verse obligado a vender valores durante los mercados deprimidos.

Para la gran mayoría de los inversores, sin embargo, que puede, y debe invertir con un horizonte de varias décadas, descensos en el precio de las acciones no son importantes. Su enfoque debe permanecer fijo en el logro de avances significativos en el largo plazo. Para ellos, una cartera de acciones diversificada, comprado con el paso del tiempo, va a resultar mucho menos arriesgada que los valores de renta fija.

Si el inversor, en cambio, teme la volatilidad de los precios, erróneamente viéndolo como una medida del riesgo, termina haciendo algunas cosas muy arriesgadas. Recordemos a los expertos que hace seis años se lamentaban de la caída de los precios de las acciones y aconsejaron invertir en bonos del Tesoro “seguros” o certificados de depósitos bancarios. Las personas que atendieron estos consejos ahora están ganando una miseria. Si no fuera por el miedo a la volatilidad de los precios, éstos inversores podrían haberse asegurado a sí mismos una buena renta de por vida por la simple compra de un fondo indexado de muy bajo coste cuyos dividendos han tenido una tendencia al alza en los últimos años y cuyo principal también creció (con muchas subidas y bajadas, puede estar seguro).

Los inversores, por supuesto, pueden, por su propia conducta, pensar que tener acciones es arriesgado. Y muchos lo piensan. Poe ello, llevan una gestión activa, intentan hacer timing con los movimientos del mercado, crean una diversificación inadecuada, pagan altos e innecesarios honorarios a asesores, y hacen un mal uso de dinero prestado que puede destruir los retornos decentes que un inversor de toda la vida podría disfrutar. De hecho, el dinero prestado no tiene cabida en el juego como herramienta del inversor. Cualquier cosa puede ocurrir en cualquier momento en los mercados, y ningún asesor, economista o comentarista de televisión puede predecirle cuándo se producirá el caos. Los meteorólogos del mercado llenarán su oído, pero nunca llenarán su billetera.

Los inversores, visto como grupo, a largo plazo, han estado siempre por debajo del poco sofisticado inversor indexado que simplemente se sienta a esperar durante décadas. Una de las principales razones son los honorarios: Muchas instituciones pagan importantes sumas a consultores que, a su vez, recomiendan a gerentes de altos honorarios. Y eso es un juego de tontos. Hay unos cuantos gestores de inversión, por supuesto, que son muy buenos. La mayoría de los asesores, sin embargo, son mucho mejores para generar altos honorarios de lo que son a la hora de generar altos rendimientos. En verdad, en lo que mejor están preparados es en el arte de vender. En lugar de escuchar sus cantos de sirena, inversores, grandes y pequeños, deben leer a Jack Bogle en The Little Book of Common Sense Investing.

Hace décadas, Ben Graham estableció claramente la culpa de la falta de rendimiento en la inversión, utilizando una cita de Shakespeare:

La culpa, querido Bruto, no está en nuestras estrellas, sino en nosotros mismos“.

Análisis de Vidrala, gigante del dividendo

Vidrala es el gigante del dividendo con menor capitalización, superando por poco los mil millones de euros, pero su pequeño tamaño no le impide ser una genial empresa de la que hacerse accionista. Es una de las acciones españolas con mejor historial de entregas de la última década, por lo tanto, merece mi atención para acercarme a ella.
1. IMAGEN.
Vidrala es una empresa nacida en Álava en 1965, comenzando a cotizar públicamente en 1985. Es la líder en España produciendo envases de vidrio, destacando sobretodo en la elaboración de botellas. Como las anteriores empresas analizadas, es un claro monopolio del consumidor, lanzando anualmente al mercado más de 1 millón de toneladas en envases. Además, se ha expandido con seriedad, abriendo nuevos grandes hornos en España y comprando grandes empresas del sector en Portugal, Italia y Bélgica. Su posición de liderazgo la convierte también en un puente de peaje, ya que las infinitas bodegas y fábricas de alimentos líquidos tienen que recurrir a ella para sacar la mercado sus vinos y demás productos. Y anda que no salen vinos a patadas en la Europa mediterránea…
2. RENDIMIENTO.
Vidrala saca un rendimiento medio en los últimos 5 años a sus fondos propios del 7%, que sin ser maravilloso, sí que está bastante bien para ser España. En el último año lo ha hecho también bien rindiendo un 7,54%. Se suele mover entre el 6% y el 7,5%, bastante estable.
roa vidrala
En cuanto a su beneficio, crece a una media del 7,5% a 10 años y del 2,5% a 5 años. La buena noticia es que en los últimos 12 meses lo ha hecho un 24%, un gran dato que parece que hará subir las medias. No es que sea una empresa con beneficios predecibles, pero sí que se recupera pronto de los años en los que encuentra un bache.
El pero de VID es el aparente sobreprecio. Si tomamos su PER medio de los últimos 5 años y su tasa media de rendimiento sobre su capital en el mismo ciclo, nos da un precio objetivo bastante más bajo del que cotiza actualmente. No soy amigo íntimo de las predicciones, pero en este caso particular la diferencia es muy grande.
3. DEUDA.
La financiación de vidrala es uno de sus puntos fuertes, ya que su deuda de largo plazo con respecto a su capital es del 9,29%. Ya sabes mi visión sobre esto: por encima de 100% mejor se quede para ellos, por debajo del 30% resulta sano. Los inversores conservadores duermen tranquilos.
4. DIVIDENDO.
Es una de las acciones con más años consecutivos sin recortar el dividendo, en concreto 12, todo un logro para la chapucería que hacen las empresas españolas con las incontroladas rentas a sus accionistas.
Su yield actual es de un bajo 1,44%, así que para los impacientes no parece ser muy apropiada. Pero para los pacientes con visión de futuro, de seguir incrementando su renta bruta anual, cosa que parece que podrá hacer por su crecimiento y por su contenido payout del 31%, es probable que la rentabilidad sobre el coste vaya año a año siendo más atractiva.
dividendo vidrala
CONCLUSIONES FINALES.
Dentro del universo de acciones de la bolsa española, Vidrala es una de las más estables. Prueba de ello es que con un reparto bajo con respecto a sus beneficios, lo ha conseguido aumentar o mantener año a año durante más de una década, crisis incluida de por medio.
Posee una clara ventaja competitiva, saca rendimiento a sus fondos propios con bastante estabilidad y está financiada de forma prudente. Esta prudencia y el trato de lujo al accionista elevan la confianza a tener en su equipo directivo.
Mientras todo esto siga en la misma línea, punto arriba punto abajo, parece una opción sensata, pero personalmente me esperaré a comprarla hasta que su precio esté más acorde con su valor objetivo de medio plazo.

Análisis de Viscofan, gigante del dividendo

Viscofan es uno de los Gigantes del dividendo con menor capitalización, pero con un historial impoluto de rentas al accionista. Es la primera empresa mundial de tripas y envolturas artificiales para la industria cárnica, demostrando que los españoles no solo somos los mejores en fútbol, baloncesto y corrupción.
Nació en el mismo año que yo, 1975, y comenzó a cotizar en el mercado continuo en 1986. Vamos a ver un pequeño análisis de acercamiento al valor:
1. IMAGEN.
Viscofan es una de esas empresas que aúnan las dos cualidades competitivas favoritas de la escuela Buffett. Por un lado es un monopolio del consumidor, ya que como hemos visto antes es la empresa líder mundial en envolver productos derivados de la carne, pero también hay que sumarle la cualidad de puente de peaje, debido a que las propias empresas cárnicas necesitan de Viscofán para envolver su materia prima elaborada, como paso previo obligatorio para convertirla en producto industrial.
Su inmejorable posición le da un gran atractivo competitivo, cualidad que no debe pasar por alto cualquier inversor que busque empresas líderes incontestables.
2. RENDIMIENTO.
La empresa lleva varios años batiéndose a sí misma con números de gran valor. El rendimiento de sus activos es brillante, promediando en los últimos 5 años cerca del 13,5%. En el siguiente gráfico, aunque la perspectiva engaña, se puede ver como se mueve en una cerrada horquilla entre el 12,5% y el 14,5% de rendimiento.
roa viscofan
En cuanto a los beneficios, son también muy destacables, con un crecimiento en los últimos 5 años del 10,6%. La gráfica de los mismos muestra su pendiente alcista sostenida.
¿Has probado alguna vez a darle la vuelta al PER? Viscofan tiene un PER actual del 23,11. Si  lo invertimos y dividimos su último BPA por su precio actual nos da el rendimiento empresarial actual si compraras hoy, que es del 4,32%, que una mitad lo reparte (payout) y otra mitad se lo queda y/o lo invierte. Con el retorno del 13,43% que saca a su capital propio, si así siguiera en el futuro (que no tiene porqué), y contando con la reinversión del dividendo bruto, a los 5 años estaría rindiendo a sus accionistas un 8,11% sobre el coste, ¡¡y a los 10 años un 15,23%!!

¿Te das cuenta cómo una acción de largo plazo debe ser comprada, en principio, para toda la vida? ¿Ves cómo las fluctuaciones del mercado no deben atraer nuestra atención?

Si luego la empresa deteriora sus ratios y pierde su atractivo es otra cosa, pero mientras siga siendo una gran empresa con una gran ventaja competitiva, hay que quedársela.

3. DEUDA.
Está financiada prudentemente, con un ratio de deuda de largo plazo con respecto a su capital propio del 7%. Por encima de 100% se enciende la alarma, por debajo de 30% es sanidad al poder. Un 7% es tranquilidad.
Podrá subir o bajar. Podrá verse en un entorno de mercado bajista o alcista. Pero sin necesidad de devolver dinero se trabaja mejor y más tranquilo. Digo yo.
4. DIVIDENDO.
El dividendo es uno de sus puntos fuertes, y es que VIS lleva 11 años sin recortar su dividendo,  lo que le ha valido para ser miembro de los Euro Dividend Aristocrats, aumentándolo en los últimos 5 años una media del 19,6%. Su yield no es llamativo, pero su 2,06% sería más que suficiente si esa tasa de subida anual se mantuviera.
dividendo viscofan
CONCLUSIONES FINALES.
Desde mi punto de vista, Viscofan es una de las acciones más atractivas del mercado español. Gigante del dividendo, saca mucho rendimiento a sus activos y está financiada de forma conservadora. Los inversores conservadores duermen bien, así que este valor es digno candidato a formar parte de una cartera de acciones de crecimiento del dividendo, con ventajas competitivas y bien operadas por sus directivos.

Análisis de Inditex, gigante del dividendo

Inditex se ha convertido en una de las empresas más internacionalmente reconocidas de España. Su fundador y máximo accionista, Amancio Ortega, es uno de los hombres más ricos del mundo, habiendo sido el más rico por unos minutos hasta que las acciones de Microsoft subieron lo suficiente como para que Bill Gates volviera a reinar.
Esta gran empresa textil es uno de los Gigantes españoles del dividendo, y merece un análisis individual para que podamos tener un acercamiento a la acción de la compañía:
1. IMAGEN.
Inditex es un auténtico monopolio del consumidor. En España es un vendedor insaciable, pero también sorprende su gran presencia internacional. Allá donde vayas verás locales de tiendas de la empresa en las mejores calles y plazas del mundo, desde la Quinta Avenida de Nueva York a la de Guinza en Tokio, pasando por Oxford Street londinesa o la Gran Vía madrileña. Por no decir que copa una parte importante de los centros comerciales de toda la geografía española.
Sus marcas son bien conocidas y diversificadas, como Zara, Pull & Bear, Massimo Dutti,… Siempre con colas en las cajas y generando un flujo de ventas continuo.
2. RENDIMIENTO.
Inditex gana mucho y bien. El crecimiento medio del beneficio en los últimos 5 años fue superior al 13%. Por otro lado, el rendimiento que saca a su capital propio es de un 18,46% medio en el último lustro, siendo de un 17,23% en el pasado año. Para que te hagas una idea, Buffett solo se fija en valores que rindan más del 12%.
3. DEUDA.
Su deuda es casi nula, dato que debe otorgar gran seguridad a sus accionistas. La relación entre la deuda a largo plazo y el capital propio es de un ridículo 0,02%. Por encima del 100% este ratio hace saltar una señal de alarma que no es nada agradable. Por debajo del 30% es ideal para un inversor cagueta como yo. Un 0,02% es perfecto.
4. DIVIDENDO.
Inditex no es la típica empresa de las carteras orientadas a las rentas, pero yo discrepo de estas estrategias. La acción ofrece un yield actual de solo el 1,6%, pero lo sube de media un 19,88%. De seguir así (que no tiene porqué ser), dentro de 10 años tendría una rentabilidad sobre el coste del 9,81%. Además, su payout es de un moderado, aunque no excelente, 59%.
CONCLUSIONES FINALES.
Inditex es el Gigante español del Dividendo que más rendimiento saca a sus activos, con beneficios anuales fuertes y crecientes, y el que menor deuda tiene (junto con ALBA), lo que prueba que está financiada de forma prudente
Es un monopolio del consumidor, con una imagen de marca superior a la competencia, con productos predecibles que llevan a beneficios también predecibles. Además, ha conseguido aumentar los precios ajustándolos a la inflación sin verse perjudicado en las ventas, lo que le otorga una seguridad añadida a los beneficios.
Su dividendo es contenido, lo que no deja de ser una ventaja fiscal al pagar un menor porcentaje de nuestro capital invertido en la acción a la hacienda pública. Pero su dividendo anual sube año a año con fuerza, por lo que el rentista de largo plazo no debe temer por sus ingresos pasivos en el futuro.

Ibertrola

Esta entrada solo estará compuesta de los tres siguientes párrafos:
PÁRRAFO 1

“La dirección de una empresa está siempre mucho más cerca de su capital de lo que lo está el accionista. La variedad de maneras en las que los que tienen el control pueden beneficiarse personalmente a expensas del accionista ordinario es infinita. Hay que limitar las inversiones a empresas cuyas directivas no tengan responsabilidad moral”.

Philip A. Fisher en Acciones ordinarias y beneficios extraordinarios.
PÁRRAFO 2
Según titular de El Confidencial, “La CNMC multa con 25 millones a Iberdrola por manipular el precio de la energía”, con el consiguiente perjuicio a los ciudadanos como tú y como yo, y según el titular de El Economista, “El presidente se subió el sueldo un 22,6% hasta 9,1 millones en 2014”.
PÁRRAFO 3
Ayer vendí mis acciones de Iberdrola que tenía desde hace años.

Compras USA: $ADM y $KHC

Llega el último mes de 2015, y pronto hará que este proyecto de cartera growth dividend cumplirá un año. Creo que me está quedando un portafolio diversificado a mi estilo, pero también enfocado a mi estilo. Los ETFs le aportan a la cartera una barata y fácil diversificación que me protege de mi propia estupidez, pero también gusto de escoger aquellas acciones individuales que cumplen con características especiales que busco. Es el caso de las compras de ayer.
– ARCHER DANIELS MIDLAND (ADM).
ADM es, entre otros muchos procesos, el líder mundial en producción de derivados de las semillas y cereales, como aceites, proteinas, endulzantes, aditivos,… Comprar ADM es asociarse con el mayor productor del sector granjero americano. Si quieres saber más aquí tienes una sensacional revisión de Sure Dividend.
Su dividendo actual es del 3,05%, subiendo casi un 15% anual de media en los últimos 5 años. Lleva más de 40 años subiéndolo, lustro tras lustro, crisis tras crisis. Además parece bastante seguro con su reducido payout del 39% y su baja deuda del 29% con respecto a su capitalización.
Su precio parece atractivo ya que, según mis cálculos, cotiza un 20% por debajo de mi precio de compra valor.
– KRAFT HEINZ CO. (KHC).
KHC es la unión de los, hasta este año, gigantes individuales del sector consumo alimenticio. Son dos espectaculares nichos de marcas globales con una inmensa ventaja competitiva. A mí me encanta este sector para la estrategia rentista de largo plazo, pero casi todas sus acciones parecen siempre estar poco favorables por precio.
Pero claro, llega Mr. Warren y las compra, con una cantidad tal que casi se pone liderando la cartera de BRK. En mis cálculos personales la cotización actual ronda el precio valor, así que, ¿para qué llevarle la contraria al genio de Omaha si me puedo asociar con él? ¿Se os ocurre mejor socio que Warren Buffett? Aunque BRK no ofrezca dividendo y no sea una aristócrata, todas sus acciones los son.
Su deuda es ridícula, del 14% con respecto a su capital, y su payout es un aceptable aunque mejorable 70%. Buena ventaja competitiva, buen balance, buen dividendo, buen crecimiento y buen valor… mía.
También he añadido unas cuantas MAPFRE a las que ya tenía. Me puedo equivocar como cualquiera, pero me parece una acción irresistible para rentistas a un precio de oferta. Ya sabes, la bolsa es el único mercado del mundo en el que la gente sale corriendo cuando hay rebajas.
También tienes ya la cartera actualizada con las nuevas compras.

Cartera actualizada Noviembre 2015

Después del descanso del pasado mayo, dejé de actualizar la cartera, aunque seguía añadiendo capital y nuevas acciones. También tuve que vender alguna posición para dejar bien balanceada mi cartera pasiva. También vendí algunas que después pude volver a comprar, como MUNICH RE, la aristócrata del dividendo euro con más años de incremento correlativos. En cualquier caso, aquí tienes una explicación detallada de la estrategia que sigo para su gestión, con sus clases de activos bien diferenciadas:
1. GIGANTES DEL DIVIDENDO ESPAÑA.
Esta clase de activos incluye las acciones españolas que se caracterizan por remunerar a sus accionistas sin cortar ni disminuir el dividendo anual. Aquí tienes la lista actualizada de los Gigantes del Dividendo.
2. BLUE CHIPS ESPAÑA.
Estas acciones no estaban incluidas en la cartera anterior, ya que no me parecía relevante ofrecer detalle de ello. Hace casi una década que las tengo depositadas en una cuenta de reinversión del dividendo de BBVA. No es que haya sido una inversión espectacular, pero me han demostrado el poder de no hacer nada. Se han ido reinvirtiendo los dividendos entregados de forma automática y el capital se ha multiplicado sin darme apenas cuenta. Ahí quedan trabajando duro para mí.
3. ARISTÓCRATAS DEL DIVIDENDO EURO.
Son las acciones de la zona euro que no han recortado el dividendo en 10 años. Su principal activo es un fenomenal ETF, que me ayuda a diversificar la cartera de forma sencilla y barata.
4. ARISTÓCRATAS DEL DIVIDENDO GLOBAL (EX EURO).
Son las acciones en moneda distinta al euro, principalmente USA, que no han recortado el dividendo en al menos 25 años, aunque se pueden incluir Dividends Achievers (10 años) que parezcan adecuados. El Vanguard Dividend Appreciation ETF (VIG) capitanea esta clase de activos con brillantez.
5. REITS GLOBAL.
Las empresas que gestionan activos inmobiliarios son atractivas por tres razones. Remuneran con altos dividendos, apoyan a la cartera con una protección extra contra la inflación y aportan descorrelación a la cartera reduciendo la volatilidad del portafolio total.
6. MINAS DE ORO GLOBAL.
No se caracterizan por su capacidad de ofrecer rentas, pero al igual que las REITs, emergen al máximo en periodos inflacionistas y se descorrelacionan con el resto de activos. Son muy muy volátiles y su ponderación en cartera estará en torno al 5%.
Y aquí la tienes detallada:

Cómo luchar contra la adicción a la dopamina (2)

dopaminaEn Cómo luchar contra la adicción a la dopamina vimos la forma en que este neurotransmisor influye en el proceso perdedor de malos inversores y especuladores aficionados sin control emocional. Su poder es tan desconocido como destructor, ejerciendo su poder demoledor en los momentos del proceso de inversión en los que pasa más desapercibido.

Ahora, una vez reconocido su peligro, nos toca intentar presentarle frente mediante estrategias sencillas que nos ofrezcan hábitos de defensa ante un enemigo tan viral, invisible y potente. Veamos qué podemos hacer:

1. ENTIENDE AL MERCADO.

Conseguir lo que intentas predecir no produce apenas dopamina, es el propio juego de la predicción y esperar haber acertado lo que alborota a las hormonas del narcisismo especulador. Por lo tanto, entender que en el corto plazo la bolsa se mueve haciendo un camino de dientes de sierra es fundamental para el inversor de largo plazo y su tranquilidad mental. Las bajadas se van a producir, y algunas muy acusadas. Cuanto antes lo entiendas y asimiles, menor el tormento.

2. ENTIENDE A LA PREDICCIÓN.

El juego de la predicción tiene ciertas características que, sabiendo de antemano sus normas y trampas, te harán alejarte de él. Una vez que comprendes que el futuro es impredecible, y que intentar hacerlo es un juego perdedor, desecharás la opción de la bola de cristal. Estas características propias del reconocimiento de pautas te servirán de ejemplo:

– Antepone las conclusiones. Dos veces seguidas de cualquier cosa te harán esperar una tercera.

– Prefiere el narcisismo. Incluso llevando una estrategia metódica, la máquina de buscar pautas siempre quiere ir más allá para encontrar un camino intuitivo que le aporte mayor valor intelectual.

– Se activa automáticamente. Incluso sabiendo que te enfrentas a una serie aleatoria de cualquier cosa, tu cerebro se conecta de forma automática para encontrar alguna pauta.

– Es incontrolable. Si no realizas un esfuerzo de aprendizaje anterior, la máquina de búsqueda de pautas es irrefrenable.

3. CONTROLA LO CONTROLABLE.

En vez de malgastar tus energías en buscar la próxima figura del IBEX, debes poner el foco en aquello que sí puedes controlar:

– tus expectativas, esperando objetivos realistas y alcanzables basados en datos y hechos relevantes, no en lineas y figuras tanto imaginarias como insignificantes. Esperar un 10% de beneficio en el próximo año en bolsa es alcanzable pero no realista, ya que sabes que en un solo año puedes tener tanto un +50% como un -50%. Pero un 10% anualizado a 30 años es algo que la ciencia estadística nos muestra como alcanzable y realista.

– tu perfil de riesgo, entendido como tu nivel de aversión a las bajadas bursátiles. Si no estás seguro de aguantar los malos tiempos, procura tener una buena porción de activos poco volátiles en tu cartera. Incluso Benjamin Graham recomendaba un máximo del 75% de renta variable en cartera.

– tu propia guía de actuación, usando un método planificado que te lleve por pasos hacia una forma de invertir sencilla y simple. Si te sales de esta guía correrás el riego de ser atrapado por la intuición, paso previo a la vuelta a la adicción.

– tus gastos, evitando operar demasiado el mercado, comprando activos para siempre, y evitando fondos y ETFs con comisiones fijadas por sinvergüenzas sin escrúpulos. Además, ahorrarás impuestos que ya no formarán parte de la bola de nieve que debe ser la inversión largoplacista.

– tu propio comportamiento, manteniendo la calma, y sintiéndote más fuerte que aquello que te puede engatusar para predecir.

4. COMIENZA A RESTRINGIR PARA PARAR DE PREDECIR.

Cuando te enfrentes a cualquier dato que se te ponga delante de las narices, tu cerebro estará tentado a entender a qué llevará. La mejor apuesta es prevenirte a ti mismo de cualquier apuesta. Un buen camino para evitar tales tentaciones es realizar dollar cost averaging, invirtiendo una cantidad fija cada mes, trimestre o año. Los fondos de inversión son una herramienta ideal para este tipo de estrategia. Esto pone tu dinero a trabajar en modo automático, evitando que la parte reflexiva de tu mente quiera hacerse la lista en tu perjuicio.

5. BUSCA LA EVIDENCIA.

Las formas modernas de adivinación como los analistas de mercado y sus proyecciones son una buena forma de hacerse adicto a los mercados y sus predicciones. ¿Cuántos fondos conoces que hayan batido al índice en 20 años? De haber alguno, que por pura estadística tiene que haberlo, ¿de verdad crees que su gestor es un ser superior que sabe cosas que el resto de mentes increíblemente preparadas no saben? Intenta encontrar la evidencia en la superioridad de un adivinador y te demostrarás a ti mismo que no merece la pena pagarle millones de euros en comisiones y bonus.

6. DESCANSA LA MENTE Y NO TE OBSESIONES.

Lejos están los tiempos en los que el inversor compraba y vendía sus activos por teléfono o visitando el banco o la oficina del broker. Por desgracia, la tecnología y su progreso se han puesto en contra de los inversores de largo plazo, ya que les posibilita mirar pantallas de cotizaciones verdes y rojas en cualquier momento a través de dispositivos portátiles. Si no te propones descansar tu mente de las pantallas, te será muy muy complicado mantener la calma. Invertir a largo plazo es más difícil de soportar que ser un especulador cortoplacista, ya que este último cortará sus pérdidas y dejará su mente descansar, por mala que sea su operativa. Pero el inversor de largo plazo que no deje de mirar las cotizaciones cada día tiene pocas posibilidades de soportar momentos de tensión bursátil.