Re-invertir el dividendo es más importante que el descuento que provoca en el precio de la acción

No seré yo quien quite la razón a quienes piensan que el dividendo que entrega una acción se descuenta del precio de la misma, por lo que el efecto se anula automáticamente. Pero aunque en el momento en que se produce la entrega esta afirmación podría ser verdad, proyectar las entregas en el tiempo con sus correspondientes re-inversiones produce una ventaja significativa sobre los métodos que desprecian este tipo de estrategias.

Como estamos de puente y no quiero alargarme, voy a intentar ser breve y preciso en la medida de lo posible, exponiendo un ejemplo ficticio del efecto del interés compuesto y sus consecuencias positivas ocultas.

Imaginemos que Procter & Gamble (PG) lleva 60 años repartiendo e incrementando su dividendo, y que en los últimos 20 ha elevado las rentas a sus accionistas en un 10% anual.

Al comienzo de ese ciclo de 20 años la acción costaba 10$, y repartía 0,40$ por acción, es decir, un yield del 4%.

Al siguiente año eleva el dividendo un 10%, entregando 0,44$. En el tercero lo sube otro 10%, rentando 0,48$. El cuarto 0,53$. Y así durante dos décadas.

De primeras parecen números poco impresionantes, pero el efecto bola de nieve comienza a surtir efecto exponencial cuando los años pasan y la enorme pelota blanca va recogiendo muchos más copos en cada vuelta sobre sí misma. En el año 20, PG estaría entregando 2,44$, es decir, un 24,4% de dividendo sobre el coste de la compra.

En otros números, compras 1000 acciones de PG a 10$, que te cuestan 10000$. El primer año recibes 400$, pero en el año 20 pasas a recibir 2446$, que es una cuarta parte del coste. Cada cuatro años PG te devolvería el dinero invertido en tus acciones!!!, sin contar con la hipotética revalorización del precio de la acción, y sin tener en cuenta tampoco que si las mantienes se seguirán incrementando los dividendos aún más.

En la siguiente tabla traída desde Get Rich With Dividends (Marc Lichtenfeld: 2012), puedes ver como va creciendo el dividendo entregado cada año hasta cumplir las dos décadas:

En el año 5 el dividendo ya había crecido casi un 50% de la cantidad inicial, y en el año 9 ya se entregaba más del doble. Y eso no es todo, ya que contando solamente las rentas, en el año 20 se habrían acumulado casi 23000$, más del doble de la cantidad gastada en la compra de las acciones.

Este tipo de acciones aburridas que incrementan el dividendo año a año están injustamente infravaloradas por la comunidad inversora, ya que no suelen ser objeto de fanfarria de ningún vehículo de inversión, que prefieren buscar empresas desconocidas o menos “facilonas” para justificar sus obligadas horas de flexo y cafetera.

Pero lo cierto es que si hubieras invertido hace 30 años 10000€ en un Dividend King medio como por ejemplo Colgate Palmolive, ahora tendrías un millón de Euros. Esto no quiere decir que lo vaya a volver a conseguir en las siguientes tres décadas, pero si inviertes en una cartera diversificada de acciones de dividendo creciente, quizás puedas explicar en el futuro a tus hijos el concepto del interés compuesto con tu propia experiencia.

Que pases muy feliz puente. Un abrazo grande.

Comments

  1. Angel dice:

    Hola Antonio,
    Gran post, como siempre, resaltando la importancia de…… los pequeños detalles!!
    Volviendo al símil baloncestista como hace unas semanas, yo asocio los dividendos con los tiros libres. Es increíble que muchos jugadores no les dan apenas importancia y con ellos se podrían ganar no sólo partidos sino también títulos!!! Si los prácticas a conciencia puedes alcanzar % de más del 80 e incluso del 90% y eso en el largo plazo suma y suma y vuelve a sumar. Pero claro, sólo suman de uno en uno y no son espectaculares como un mate ni difíciles como un triple (en del Año Star no organizan concursos de TL) como los dividendos reinvertidos que te ayudan a ganar rendimiento en el largo plazo y lograr el gran titulo: la LIBERTAD FINANCIERA.
    Abrazo grande

    • Antonio R. Rico dice:

      Hola Ángel.

      Pues buen símil sí señor, sobretodo en el sentido de tener en cuenta algo que parece que suma tan poco, pero que sin ello sería muy difícil o casi imposible alcanzar tus objetivos. Si un equipo de basket no podría ganar nunca un título sin meter los aburridos y lentos tiros libres, un inversor no podrá alcanzar su riqueza sin reinvertir las rentas de sus activos, que servirán para comprar más activos, que darán cada vez más rentas, y comprarán más act…

      Otro abrazo Ángel. Me acordaré de ti cuando esté viendo esta noche a los SIXERS 🙂

  2. Francisco José Martorell Fiol dice:

    Yo creo que falta tener en cuenta dos efectos:
    1- el de la inflación
    2- el de los impuestos a los dividendos
    ambos detraen rentabilidad real a largo plazo. ¿No lo crees así?

    • Antonio R. Rico dice:

      Hola Francisco.

      Estás en lo cierto. Para facilitar la lectura no he tenido en cuenta todo lo referente a gastos de compra de las acciones, gastos del broker por el cobro de dividendos, impuestos, inflación…

      En el caso de tener la cartera de acciones dividend growth en un fondo de inversión como Baelo, los impuestos son mucho menores ya que se tributa por el impuesto de sociedades, y una gran parte de las retenciones en origen extranjeras son del 0%. Los gastos por el cobro del dividendo son también gratuitos.

      Pero en lo referente a una cartera personal de acciones individuales, sí, habría que tener en cuenta lo que apuntas.

  3. maria dice:

    Pero 10.000 euros hace 30 años tendrían un poder adquisitivo mucho mayor que 10.000 euros actuales. Igual era mucha pasta para una única acción. No obstante, entiendo tu planteamiento y lo comparto. Mi mejor inversión hasta la fecha son unas acciones de Telefónica compradas en 1997, en la OPV, sin pensar mucho lo que hacía, con unos ahorros que tenía pues estaba terminando los estudios.
    Las sigo teniendo y no las voy a tocar, con los dividendos y las acciones gratis tienen cubierto su coste hace mucho, a pesar de ser una acción que no tiene muy buena fama y que no he reinvertido los dividendos por no complicar el seguimiento de la cartera.
    El resto de inversiones en acciones que realicé años más tarde ha sido bastante desastre, salvo alguna excepción. Por ello, el grueso de mis inversiones ahora está en una cartera bogle y para acompañar a mi pequeña cartera de acciones (6 valores) utilizo tu fondo que sé que se encargará de reinvertir los dividendos 😉

    • Antonio R. Rico dice:

      Hola María.

      10000€ en 1988 era mucho dinero, pero perfectamente podía ser el precio de un coche nuevo de alta gama. Algo más de un millón y medio de pesetas. Pero es precisamente lo que comentas con tus acciones de Telefónica lo que se pretende transmitir. Es cierto que las TEF no son el mejor ejemplo porque en el camino podías haber comprado acciones mejores, mucho mejores. Pero incluso con una acción como TEF que no ha sido precisamente una dividend growth, la paciencia y la reinversión tienen su premio.

      Muchas gracias María!!!

  4. Alejandro dice:

    ¡Hola Antonio!

    Entrada muy instructiva como siempre.

    Una pregunta, para una familia que busque obtener rentas pasivas de dividendos, ¿qué recomendarías un ETF tipo VIG o construir tu propia cartera de Dividend Kings?

    Un saludo!

    • Antonio R. Rico dice:

      Hola Alejandro!

      Parece una pregunta sencilla pero no lo es. Depende de lo que le guste a quien gestione ese dinero seguir las bolsas. Una persona pegada a la pantalla, leyendo opiniones, resultados, conferencias, mirando la cartera constantemente,… se sentiría más realizado construyendo su cartera.

      Por otro lado también depende de lo pasivo que se pueda llegar a ser. Si tiene uno la capacidad de sentarse encima de las manos y no vender en situaciones difíciles, se puede “jugar a gestor” sin ningún problema. Pero si uno no se ve capaz de mantener la calma, en mi opinión, mucho mejor un ETF que no te va a mostrar ese -30% que estén bajando algunas de tus posiciones individuales.

      También está la facilidad de comprensión de tu pareja en caso de quedarse con la cartera por cualquier desgracia inesperada.

      Y mil cosas más que hacen difícil una respuesta verdadera al 100%.

      Pero si yo tuviera que recomendar a algún amigo acerca de tu cuestión, optaría por el VIG.

      Un saludo!

  5. Pobre Pecador dice:

    Hola Antonio, yo desde hace tiempo tengo claro (o eso creo, je,je,je) que para comerme el tarro lo menos posible con mercados extranjeros, cambio de divisas, dobles tributaciones y papeleos raros, lo mejor es que mis dineros guiris me los gestiones tú que la pasta patria ya la malinvierto yo por mi cuenta en acciones del Ibex…y así me quito el gusanillo de invertir directamente en acciones y ver lo chulos que son los dividendos (aunque el vampiro Montoro se lleve su parte).

    Y dentro de 20 años, si no he “jincao el poleo” antes (toquemos madera), pues veremos ese famoso interés compuesto si ha hecho su trabajo…y si no, pues que lo vea mi mujer o mi hija cuando lo herede.

    Por cierto, no sé cuantos menores de edad tienes en Baelo, pero abrí cuenta en Esfera capital la semana pasada para mi hija y ya llegó un dinerillo que tenía ella en una cuenta de esas infantiles, pero que no dan nada de intereses…Esta tarde daré la orden, como su representante legal, para comprar su propio fondo Baelo y ojalá que en el futuro sea capaz de mantenerlo y de aumentarlo.

    Empieza su andadura inversora con 15 añitos.

    Saludos

    • Antonio R. Rico dice:

      Hola Pecador!

      Para aquellos que gusten de “jugar” a inversores, no es mala idea tener tu carterita de acciones españolas de empresas conocidas, y trasladar el trabajo extranjero a algún fondo. Mientras el método sea sensato y la paciencia inunde tus cuentas de inversión, lo más probable es que en un par de décadas te veas con una buena saca.

      Y qué decir de la cuenta para tu hija. Un orgullo recibir tal responsabilidad.

      Muchas gracias y abrazo a la familia!

  6. Jorge dice:

    Hola Antonio,

    Tress cuestiones que posiblemente ya te habrán planteado (sobre Baelo):

    1. ¿No sería mejor tener dos fondos? Uno con la parte de RV y otro con la de RF, y así el partícipe decide la proporción, rebalanceos, etc.

    2. En la parte de RF, ¿la duración de la cartera no debería ser de plazos más cortos? Bono alemán a 5 años, ¿no asume demasiado riesgo de tipos de interés?

    3. El fondo de RV, podría tener una clase de reparto donde traspasar cuando queramos disponer de las rentas. Esta clase repartiría un dividendo que se calcularía en función de los dividendos de la cartera. Quizá esto sea equivalente a reembolsar un porcentaje periódicamente, pero así el partícipe se despreocupa. El gestor reparte dividendo en función de los dividendos recibidos por las vacas, y así se asegura el principal de la inversión.

    Gracias y disculpa si ya has respondido a estas preguntas antes.

    • Antonio R. Rico dice:

      Hola Jorge, te respondo:

      1. Sí, pero es fácil de solucionar, ya que si la relación 60/40 es distinta a la que te gustaría tener, siempre puedes combinar Baelo con un fondo indexado de RV o de RF para así obtener tu cartera personalizada. Por ejemplo, 50% Baelo + 50% Indexado RV daría como acartera resultante una cartera con 80% de RV.

      2. En mi opinión no, es un tiempo de maduración muy asumible que balancea muy bien la rentabilidad y la volatidad, sobretodo dentro de una cartera diversificada con otros tipos de activos. Otra cosa sería si sólo tuvieras bonos en tu cartera y no quisieras apenas volatilidad.
      Ten en cuenta siempre que es mi punto de vista personal. No es ninguna verdad.

      3. Puede ser perfectamente una opción, con la sensación psicológica positiva de la renta pasiva, pero creo que en términos generales no aporta nada especial con respecto a solicitar esa renta mediante un reembolso mensual.

      Gracias a ti y aquí estoy para lo que necesites.

  7. Jose dice:

    Creo que ya te lo han comentado antes, pero sería muy interesante que en el enlace donde se muestra la cartera de tu fondo en tiempo real, constara no sólo la evolución el último día sino la histórica desde el principio o por tiempos que se pudieran determinar (meses, un año…), igual que hacen otros fondos. Al menos para el conjunto de la cartera, si no para cada valor de la misma.

    • Antonio R. Rico dice:

      Hola Jose, todo se andará.

      Por ahora los partícipes e interesados cuentan con más datos a través de los correos de novedades del fondo. También, en sitios como Morningstar cuentan con la información oficial de las rentabilidades. Para quien esté interesado en rentabilidades trimestrales y esas cosas…

      Gracias por el comentario y la propuesta!

  8. Angel dice:

    Buenos dias Antonio,
    Me estoy leyendo el libro que comentas en el post ‘Get Rich With Dividends (Marc Lichtenfeld)’ y la verdad es que es espectacular e incluso parece sencillo si inviertes en los valores de empresas de growth dividend y tienes paciencia.
    En qué lugar deja la teoría de Marc a los bogleheads,a los seguidores de la cartera permanente de Browne o a los de la cartera eficiente de Malkiel?

    Sigues pensando que hay que diversificar en fondos indexados de diferentes zonas geográficas para la RV y en fondos aggregated de tu zona monetaria?

    Lo que tienen en común todos estos autores son que hay que dejar pasar el tiempo (décadas vamos) para que la fuerza del interés compuesto imponga su ley.
    Jeremy Siegel en su ‘Stocks for the long run’ también defiende la supremacia de la RV renunciando a la compra de bonos (directamente o via fondos indexados).

    Abrazo grande

    • Antonio R. Rico dice:

      Hola Ángel.

      Me alegra que estés leyendo el libro. Te respondo:

      En qué lugar deja la teoría de Marc a los bogleheads,a los seguidores de la cartera permanente de Browne o a los de la cartera eficiente de Malkiel?

      Pues los deja en el mismo sitio en el que estaban. Todas estas opciones son válidas y el inversor debe adaptarse a su propia personalidad y situación. Sentirse bien es parte del éxito, y la estrategia elegida, mientras que haya fundamento científico de que funciona, es menos importante que tener los básicos claros y ser constante.

      Sigues pensando que hay que diversificar en fondos indexados de diferentes zonas geográficas para la RV y en fondos aggregated de tu zona monetaria?

      Claro, me parece una estrategia TOP, sabiendo que hay otras válidas. En Baelo tenemos algo parecido sin indexar y con bonos alemanes en vez de EuroZone.

      Lo que tienen en común todos estos autores son que hay que dejar pasar el tiempo (décadas vamos) para que la fuerza del interés compuesto imponga su ley.

      Totalmente.

      Jeremy Siegel en su ‘Stocks for the long run’ también defiende la supremacia de la RV renunciando a la compra de bonos (directamente o via fondos indexados).

      Históricamente así ha sido, y sospecho que será. Hay ciclos de 10 años en los que los bonos superaron a las acciones, pero eso no quita que a largo plazo las posibilidades de vencer en rentabilidad sean de las acciones. Otra cosa distinta es que se tenga estómago para ver tu patrimonio bajar un 50%.

      Otro abrazo grande para ti!

Deja un comentario