Tu conducta puede ser más rentable que estudiar estados financieros o recuentos de ondas de Elliot

El stock picking está sobrevalorado. Intentar predecir qué acciones individuales serán las estrellas del futuro dentro de una gran clase de activos es una apuesta que por estadística suele funcionar peor que lo que se espera. Cuanto más largo el plazo de la inversión, mayor el porcentaje de perdedores ante su índice de referencia. Cuanto menor el plazo de la inversión, mayor el número de posibles afortunados.

En este gran artículo sobre psicología del dinero que te recomiendo leer, su autor comparte la que debería ser la “pirámide de Maslow” del inversor:

Lejos de cuidar de las necesidades básicas de la inversión, el usuario medio de los productos financieros tiende a invertir la pirámide y suele dar más importancia al timbre que a la bicicleta.

El comportamiento especulativo suele ser la primera razón por la que los ahorradores sucumben ante las eficientes medias de largo plazo. Estar pendiente del mercado a todas horas, concentrarse en el ruido atronador de noticias y movimientos en la bolsa, controlar la cartera de inversión a diario o dejarse llevar por el verde y rojo de las parpadeantes cotizaciones, son ejemplos de malos hábitos que pueden erosionar la rentabilidad esperada de un inversor activo, o que ha decidido ser pasivo pero que no lo cumple.

El market timing suele fallar más que una escopeta de feria, y los hábitos apuntados en el párrafo anterior suelen desencadenar movimientos impulsivos de rotación de activos en la cartera, llevando al usuario a un infierno psicológico en los intentos continuos de acertar con los mejores momentos.

Este gráfico recoge un mensaje tremendo. No hacía falta estar invertido en ninguna cartera en concreto. Con haberse estado quietecito se hubiera sacado mayor rentabilidad a los ahorros que el inversor medio.

Pero del gráfico anterior quiero que te fijes también en el porcentaje que acompaña a cada barra. Aunque éste es un periodo concreto de 20 años y no supone la media histórica exacta, los porcentajes muestran lo que aproximadamente un inversor hubiera obtenido manteniendo su estrategia durante todo el ciclo. Es decir, que los que decidieran hace 20 años invertir en acciones USA Large Cap el 100% de su cartera, al final del ciclo su rentabilidad rondó el 8% anual, puntos arriba puntos abajo.

Como hemos visto en la pirámide, el asset allocation es el segundo escalón en importancia de la base de la pirámide, y de su selección depende en gran medida tu rentabilidad esperada a futuro. Mucho más que la selección de activos individuales que elijas.

Si desgranamos las acciones por tamaño (Small, mid, Large) y por estilo (Value, blend, growth), morningstar nos muestra las rentabilidades obtenidas en los tres últimos años por cada una de las clases:

Puedes observar como el estilo value no ha sido el más favorecido del último ciclo de corto-medio plazo, sobretodo si se seleccionaban las empresas más pequeñas. Mientras tanto, las acciones growth se han puesto las botas y han ofrecido a sus inversores jugosas rentabilidades.

Todo esto que sabemos a toro pasado me llevó a una duda. Si lo han hecho tan regulín las small value, ¿cómo es posible que una buena parte de la gran gama de fondos españoles que se presentan como “values” y que tienen sus carteras enfocadas a acciones pequeñas hayan obtenido tan buenos resultados?

Así que realicé la consulta en Twitter para que las masas me iluminaran, obteniendo este resultado:

RESPUESTA 1. SECURITY SELECTION.

Un 29% cree que los resultados se deben a la brillantez del gestor como seleccionador de acciones, es decir, que ven del todo normal que las value pierdan un -6,5% en un año pero que los fondos españoles value obtengan impresionantes rentabilidades.

Aunque la selección inicial decantará la balanza para que unos queden por delante otros, me temo que aún no existe el dios que sea capaz de seleccionar de forma consistente los sobres de Nescafé que llevan dentro el papel de oro.

La selección específica de los activos dentro de la clase puede contar, claro que sí, pero mucho menos de lo que cuenta la clase o asset seleccionado. Por lo que, independientemente de que pensemos que un inversor es brillante en la elección o ha batido a los demás por suerte, sus resultados deben respetar cierta horquilla con los obtenidos por las clases elegidas.

RESPUESTA 2. EL ASSET ALLOCATION.

Curiosamente el mismo porcentaje (29%) opina que se debe a que sus carteras van cargadas de acciones growth.

Es lógico. Si las value en su conjunto pierden y las growth ganan con números explosivos, si un fondo obtiene números explosivos será que lleva más acciones growth que value, porque ya hemos visto que el asset allocation cuenta bastante más que el stock picking para estimar tu rentabilidad futura. Y esto no lo dicen ni los encuestados ni yo, lo dicen las carteras de los fondos.

Y lo anterior no tiene nada de malo, pero quizás se esté usando de manera aprovechada el concepto que apadrinó Benjamin Graham y que tanto se ha pervertido en la industria financiera española. Todo análisis fundamental no es value, porque para que sea value tiene que cumplir con ciertos requisitos de valoración de ratios.

RESPUESTA 3. SECURITY SELECTION (2).

Una nada despreciable cantidad de 22 encuestados opinan que esos resultados se deben a la suerte de haber seleccionado las acciones individuales que después subieron como cohetes.

En mi opinión, no es la respuesta acertada pero tienen razón.

Si un inversor que te vende la moto de que compra a muy largo plazo tiene la fortuna de seleccionar varias acciones que serán las estrellas del próximo año (1 solo año) es que tiene la flor de Zidane en ambos cachetes del trasero. Un año, e incluso tampoco tres, no es tiempo suficiente como para que un inversor value largoplacista de éxito vea los frutos de su hipotético talento como devorador de informes anuales de empresas.

Si su cartera está suficientemente diversificada, por estadística de tercer trimestre de C.O.U. de 1994, sus resultados andarán cerca de la media de la estrategia, puntos arriba puntos abajo. Pero ya te digo que si la media value saca un deficiente, el sobresaliente lo podrá obtener el inversor sólo si selecciona activos que no pertenecen al estilo que “vende”, sino al que a posteriori resultó con sobresaliente de media.

OPCIÓN 4. NI LO SÉ NI ME IMPORTA.

Y la respuesta más votada de la encuesta es aquella que desconoce el motivo.

No se puede decir que sea incorrecta, porque si no lo sabes no lo sabes, y la respuesta es correcta a todas luces. Es más, mucho más correcta que responder a cualquiera de las anteriores sin tener certeza de que es efectivamente la correcta.

Y lo mejor de estos encuestados es que probablemente les importa un pimiento el motivo, ya que me dice mi sentido arácnido que suelen alejarse de procedimientos especulativos para invertir sus ahorros.

MI RESPUESTA.

La aplicación de Twitter no deja responder al creador de la encuesta, así que mi voto no se pudo producir. Yo, sin que quiera decir que es la verdad sino mi pensamiento lanzado al aire, hubiera marcado la opción 2. Sólo tienes que comparar en morningstar a los fondos estrella Value de 2017 con el ETF de Ishares Euro Small Caps (estilo total con más peso growth que value) y verás como la cosa está más empatada de lo que parece.

Con esto no quiero decir absolutamente nada negativo. Pienso que tenemos en España la suerte de contar con excelentes gestoras que han conseguido plantar cara con su buen hacer a la industria de fondos de la gran banca, y los usuarios y aficionados a las finanzas tienen una gama muy amplia de fondos atractivos gestionados por extraordinarios profesionales, y eso es de agradecer.

Mi postura crítica es más bien porque pienso que sería más honesto describir con claridad el producto o la estrategia que vendemos, por el simple gusto de llamar a las cosas por su nombre, y que así los ahorradores tengan clara la importancia de cada escalón de la pirámide del inversor.

Espero que te haya parecido interesante. Como siempre, un abrazo grande.

Comments

  1. Carlos L. dice:

    Muchas gracias Antonio por el artículo y estudio muy interesante que da que pensar.
    Lo que comentas me parece muy lógico pero también me parece muy lógico y seguro llevar la estrategia de Gregorio sobre inversión basada en divis, largo plazo etc etc.
    Como no se que es lo mejor, por eso estamos en tu fondo y sigo con la cartera “Gregoriana”. Nuestro objetivo será 70% Cartera dividendos y 30% fondo Baelo (es el único fondo que tenemos)

    Saludos y ánimo con el proyecto.

    • Antonio R. Rico dice:

      Hola Carlos.

      Pues os doy las gracias por ese 30% de tu cartera, y te felicito por el otro 70% que seguro que también os irá genial.

      ¡Abrazo grande!

  2. Rookie1971 dice:

    Magnífico artículo,Antonio. Cada día mejor y más claro…
    Definitivamente, de mayor quiero ser como tú 😉

    Un abrazo y GRACIAS!!

  3. VELASQVS dice:

    Muy buenas Antonio. Hace poco topé con otra gran pirámide…

    http://tonyisola.com/2018/05/the-retirement-pyramid/

    o su versión mejorada, más bonita tan solo,

    http://tonyisola.com/2018/05/retirement-pyramid-2-0/

    Para tenerla siempre en mente 😉

    Un fuerte abrazo.

    • Antonio R. Rico dice:

      ¡Buenas!

      Muy interesante también, pero me puede la simplicidad de la que aparece en este artículo. En cualquier caso, esperemos a la versión final que parece andar buscando el blogger de tu link.

      ¡Abrazo!

  4. sumente dice:

    Lo que yo me pregunto es si lo que dice Morningstar respecto a estos 3 ultimos años, es justo lo contrario de lo que ha sucedido historicamente en periodos mayores, es decir mejor small que large y mejor value que growth, y por lo tanto, por reversión a la media, cabria hacer justo lo contrario.

    • Antonio R. Rico dice:

      Hola.

      Así es, es lo contrario a lo que ha sucedido históricamente, aunque es cierto que ha habido intercambio de ciclos ganadores entre values y growth que han llegado a durar hasta 25 años. Si cabría hacer lo contrario justo ahora, pues es imposible de predecir, pues no se sabe lo que durará el ciclo pro-growth, si la hipotética reversión será brusca o lenta, si de verdad la habrá,…

      • BCartera dice:

        Hola Antonio que opinas de la venta de selfbank al fondo americano por parte de Société Générale… Se que llevas con selfbank much os años.

        • Antonio R. Rico dice:

          Hola.

          Pues aunque soy cliente, hace mucho que no tengo fondos allí, ya que traspasé cuando BNP tuvo en su plataforma a los Vanguard, y después a Baelo.

          A mí me gustaba más perteneciendo a un banco sistémico, pero tampoco creo que haya que alarmarse.

          Un saludo.

Deja un comentario